6 de diciembre de 2019
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 9 de julio de 2008

    El BCE ve riesgos al alza en los precios y dice que trabajará para garantizar su estabilidad




       MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS)  

    El miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González-Páramo, reconoció hoy que las expectativas de inflación de la eurozona están por encima del objetivo y que existen riesgos al alza en los precios, por lo que hará lo que sea necesario para "anclar" esas expectativas y "asegurar la estabilidad de precios a medio plazo".

       "El BCE hará en cada momento lo que crea necesario con datos y cifras para cumplir su mandato de manera permanente", subrayó González Páramo, quien destacó que el BCE está "convencido" de que ésta es la única vía para poder lograr un crecimiento "sostenible" y empleo en la eurozona, así como proteger a medio plazo el nivel de vida y poder de compra de los ciudadanos.

       Precisamente, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, reiteró hoy que los riesgos al alza para la inflación a medio plazo "se han intensificado en los últimos meses". No obstante, Trichet se declaró convencido de que el actual nivel de tipos permitirá garantizar la estabilidad de precios.

       En este sentido, González-Páramo también destacó que en los últimos meses los riesgos para la estabilidad de precios han aumentado al alza, así como las proyecciones de que la tasa de inflación en los próximos meses va a continuar a un nivel "significativamente superior" al objetivo de estabilidad de precios.

       "Tenemos indicadores que nos llevan a la conclusión de que los riesgos para la estabilidad de precios han aumentado y esto se asocia al escenario no improbable de que los precios de las materias primas y energía suban de manera inesperada", subrayó González-Páramo.

       En este sentido, también resaltó que existe el riesgo de que estas subidas puedan trasladarse eventualmente a procesos de fijación de salarios y a precios y márgenes en sectores protegidos de la competencia, al tiempo que avanzó una moderación del crecimiento del PIB en la zona euro.

       González-Páramo, que participó en el VIII Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid y Unidad Editorial, recordó que la subida de tipos del pasado 3 de julio hasta el 4,25% contribuirá a la estabilidad de precios a largo plazo y añadió que tuvo como objetivo contrarrestar los riesgos alcistas de precios, algo que hoy también reconoció el presidente del BCE.

    DIFERENCIAL DEL EURIBOR.

       Por otro lado, subrayó que la institución no tiene ninguna expectativa de comportamiento del Euríbor tras la decisión de elevar los tipos, pero que no se encuentra preocupado por que esté en niveles elevados, sino por que los diferenciales del Euríbor con otros tipos de interés puedan estar denotando que la falta de confianza permanece.

       Asimismo, destacó que en la medida en la que la actuación de la política monetaria contribuya a devolver la confianza al mercado, las tensiones al alza del índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España se suavizarán.

       En este sentido, lanzó un mensaje a los responsables del sistema financiero y bancario para que hagan lo necesario para restaurar la confianza y transparencia y recordó que la política del BCE no ha tenido ninguna conexión con el objetivo de mantenimiento del Euríbor.

    SISTEMA FINANCIERO.

       Por otro lado, González-Páramo rehúso hacer una valoración sobre la crisis financiera y si la actual situación ha mejorado o empeorado.

       A su juicio, las turbulencias financieras han avanzado y la economía vive un episodio prolongado con algunos momentos de tensión y otros de mayor normalización, pero, a su juicio, "nadie esta en condiciones de afirmar de manera taxativa" que la economía está mejor o peor que hace unos meses.

       Asimismo, reconoció que las entidades financieras están haciendo un esfuerzo por revivir el mercado de títulos ya que, a su juicio, no puede estar "deprimido" durante mucho tiempo, aunque subrayó que no le corresponde al BCE abrir ese mercado.