19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 8 de junio de 2018

    Bodegas Emilio Moro emplea drones para obtener el máximo potencial productivo de sus viñedos

    Pone en marcha un programa de nutrición inteligente para 'abonar a la carta'

    Bodegas Emilio Moro emplea drones para obtener el máximo potencial productivo de sus viñedos
    EMILIO MORO

    MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Bodegas Emilio Moro impulsa su apuesta por la innovación y el I+D+i, labor que desarrolla conjuntamente con otras entidades y universidades, con la introducción de drones para mejorar el potencial de sus viñedos, la calidad de sus vinos y lograr una mayor rentabilidad.

    En concreto, la bodega ha puesto en marcha un programa de nutrición inteligente, basado en las nuevas tecnologías de geolocalización, con la toma de grabaciones aéreas de sus viñedos mediante drones, según ha informado en un comunicado.

    El pasado año, tras el convenio firmado con Telefónica, la bodega incorporó el software 'VisualNacertp', un geolocalizador de parcelas. Un equipo de especialistas en el manejo de drones, tras delimitar el perímetro del terreno, tomó una serie de grabaciones aéreas de los viñedos, con las que se consiguió una precisa radiografía de la zona.

    El análisis de las imágenes aportadas por estas pequeñas aeronaves permite a los responsables de la bodega realizar una interpretación agronómica de los datos y un diagnóstico pormenorizado del estado nutricional de cada planta y gracias a esa información se pueden adoptar medidas concretas para alcanzar los valores de calidad exigidos.

    Esta evolución hacia la gestión inteligente de los viñedos de Emilio Moro entra ahora en una nueva etapa, ya que, a lo largo de abril, los pilotos especialistas cargaron los mapas de vuelo en el sistema informático del dron e hicieron que se geoposicione en las coordenadas deseadas, para que las máquinas procedan a un abonado 'a la carta' de la planta, es decir, que aporte a cada cepa la cantidad y tipología de nutrientes que necesite.

    La bodega ha señalado que este sistema pretende "obtener el máximo potencial productivo" de la vid mediante la optimización del abono, una fase crítica en su cuidado.

    El responsable de viticultura de la bodega, Vicente Abet, ha explicado que la información recabada por los drones les permite saber dónde están aquellas cepas que dan una calidad inferior, para poder actuar sobre ellas y mejorar la calidad de la uva.

    "Esa información se la transmitimos a la persona que va a ir a trabajar a la viña, quien aplicará los tratamientos adecuados al estado nutricional de la planta. La producción se ve mejorada cualitativa y cuantitativamente de una manera clara", ha explicado.