26 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 17 de abril de 2019

    Bruselas autoriza la venta de activos de ArcelorMittal en Europa a Liberty House

    BRUSELAS, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión Europea ha autorizado este miércoles la venta de una serie de activos de ArcelorMittal en Europa a Liberty House Group, una operación que forma parte de los compromisos asumidos por la mayor siderúrgica mundial para que las autoridades comunitarias aprobasen la compra de la italiana Ilva.

    Bruselas aprobó en mayo de 2018 la adquisición de Ilva por parte de ArcelorMittal, pero impuso a este grupo una serie de condiciones, que pasaban por la venta de varias plantas de acero a un comprador "adecuado".

    ArcelorMittal, en concreto, se comprometió a vender una serie de plantas siderúrgicas en Italia, Bélgica, Luxemburgo, Macedonia del Norte, además de otras instalaciones en Rumanía y República Checa.

    El grupo siderúrgico comunicó a los servicios europeos este paquete de desinversiones y el Ejecutivo comunitario ha tomado una decisión doble. Por un lado, ha determinado que Liberty House Group es un comprador "adecuado" de los activos, puesto que ataja las dudas existentes sobre los mercados de productos de acero laminados en caliente y en frío y de productos planos galvanizados de acero.

    Y en segundo lugar, ha aprobado la venta de de dichos activos al concluir que la operación no plantea problemas de competencia en el mercado único, dado que los solapamientos entre las actividades de Liberty House y las plantas de acero que va a adquirir son "limitados".

    La Comisión Europea tenía en un principio dudas de que los compromisos presentados por ArcerlorMittal fueran suficientes para resolver los problemas detectados, pero las "significativas" modificaciones que ha introducido el grupo siderúrgico a su propuesta inicial han facilitado el visto bueno a la operación.

    En particular, Bruselas ha valorado que se haya modificado la estrategia para financiar la transacción, así como que se haya mejorado la viabilidad a largo plazo de las plantas de acero vendidas y que se hayan incluido en la venta otros activos, como los derechos de emisión de CO2 asociados a las plantas afectadas.