24 de junio de 2019
11 de marzo de 2016

Bruselas deja a las regiones adoptar medidas pesqueras de conservación más restrictivas

BRUSELAS, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha presentado este viernes una propuesta para simplificar y descentralizar la adopción de medidas técnicas de conservación en el ámbito de la pesca, en las que establecen un marco de reglas básicas y generales para todos los caladeros, pero que a su vez deja en manos de los agentes regionales la posibilidad de adoptar acciones más restrictivas en el caso en que se considere necesario.

Así, el Ejecutivo comunitario ha destacado que la propuesta establece un "sistema flexible de gobernanza" que "empodera" a los actores regionales que conocen mejor su propio contexto, para que adapten las medidas técnicas de conservación en sus propios caladeros.

"Lo que hemos intentado es juntar en un documento las restricciones actuales, que no van más lejos de lo que ya está encima de la mesa. Pero su en el contexto de la regionalización, los Estados miembros quieren ser más restrictivos, pueden ir más lejos, esa posibilidad está ahí", han explicado fuentes comunitarias.

En este sentido, Bruselas ha detallado en un comunicado que la UE fijará los principios generales y los objetivos globales de las actividades pesqueras. Para ello, mantendrán un conjunto de normas básicas que regularán los artes de pesca prohibidos o la protección de determinadas especies o determinados hábitats.

No obstante, cuando se trate de medidas técnicas que afecten a una cuenca marítima específica, los gobiernos y operadores regionales podrán adoptar las normas propuestas al contexto local para alcanzar los resultados deseados.

A modo de ejemplo, la Comisión ha señalado que en el caso de que deba cerrarse un caladero específico para proteger un hábitat concreto, como un arrecife coralino sensible, o deba autorizarse una excepción para buques que no inciden en el fondo marino, puede hacerse mediante técnicas adoptadas por los Estados miembros de esa cuenca marítima, en consulta con las partes interesadas.

"Este enfoque regionalizado simplifica las normas, en línea con nuestra agenda para una 'Mejor Regulación'", ha destacado el comisario de Asuntos Marítimos y Pesqueros, Karmenu Vella, quien además ha subrayado que la propuesta "permite tomar las decisiones de gestión pesquera de forma local, más cerca de la gente afectada".

REDES DE ENMALLE A LA DERIVA

Entre las normas comunes que la propuesta condensa en un solo texto, se mantienen las restricciones para la utilización de redes fijas, como la prohibición de redes de enmalle a la deriva de más de 2,5 kilómetros, de artes de pesca que persiguen capturas de especies migratorias y la prohibición total de las redes de deriva en el mar Báltico.

En este sentido, la propuesta añade que los Estados miembros deben reforzar estas disposiciones e incluir vetos totales si existen evidencias científicas que demuestran que el uso continuado de redes de enmalle a la deriva constituyen una amenaza para la conservación de especies sensibles en la región.

En cualquier caso, fuentes europeas han evitado pronunciarse de forma específica sobre el caso del 'xeito', el arte de deriva gallego. "No tenemos referencias específicas para el 'xeito'", han reconocido, a la vez que han insistido en que "lo que está permitido" en la actualidad, continúa estando permitido.

Asimismo, la propuesta conserva la prohibición de determinados artes de pesca y prácticas, las medidas para proteger hábitats y especies sensibles, las restricciones generales y condiciones para las artes de arrastre, la referencia de tamaño mínimo de conservación y medidas comunes para la reducción de descartes.

Para leer más