20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 18 de julio de 2016

    Bruselas ofrece otros 500 millones de ayuda para contener la caída de precios del lácteo

    España recibirá cerca de 15 millones

    BRUSELAS, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El comisario de Agricultura, Philip Hogan, ha presentado este lunes a los Estados miembros un nuevo paquete de 500 millones de euros en medidas de apoyo para el sector lácteo, incluidos 150 millones para los productores que acepten reducir su oferta y otros 350 millones para medidas de "ajuste" que gestionarán los propios países.

    "Nuestro objetivo último es ver la tan necesitada subida de precios pagados a los productores, para que puedan vivir de su trabajo y sigan ofreciendo a los europeos productos seguros y de alta calidad", ha dicho Hogan, tras presentar el plan a los ministros de Agricultura de la UE en una reunión en Bruselas.

    Se trata de una presentación inicial de un conjunto de medidas cuyos detalles deberán concretarse aún en "las próximas semanas", en colaboración con los Estados miembros, mientras que el impacto económico se trasladará al borrador del presupuesto comunitario de 2017.

    La ministra española del ramo, Isabel García Tejerina, confió a su llegada a este encuentro en que las nuevas medidas que presentara Bruselas se centraran en actuaciones para controlar la producción, con el objetivo de reequilibrar la oferta y la demanda.

    En este sentido, el comisario ha atendido a una petición defendida durante meses por España, Italia y Francia, entre otros países, y ha propuesto que 150 de los 500 millones de euros se dirijan a "incentivar la reducción de la producción" en al menos 1.4 millones de toneladas.

    Se trata de una medida inédita hasta ahora en la Unión Europea, por lo que no está claro aún qué compromisos se exigirá a los ganaderos a cambio de los apoyos, ni el año de referencia que se empleará para calcular el objetivo de reducción.

    Los 350 millones de euros restantes tendrán la forma de "sobres nacionales" y corresponderá a los Estados miembros decidir de qué manera distribuyen los apoyos, siempre que estén dirigidos a "asegurar la estabilidad del mercado".

    De esta segunda partida, España recibirá algo más de 14,6 millones de euros, con lo que será el séptimo país en cantidad de apoyo, por detrás de Alemania (57,9 millones), Francia (49,9 millones), Reino Unido (30), Países Bajos (22,9) y Polonia (22,6).

    En este caso, la clave de reparto utilizada por Bruselas para decidir las ayudas por Estados miembros se ha basado en las características de sus respectivos sectores, teniendo en cuenta su nivel de producción, el nivel de sus precios y el número de pequeños agricultores.

    Los gobiernos nacionales tendrá "flexibilidad" para definir las medidas que financiarán con estos fondos comunitarios --que podrán acompañar con recursos propios--, por ejemplo los métodos extensivos de producción, el apoyo a las pequeñas explotaciones y a la reducción de producción.

    Además de los dos grandes bloques de financiación presentados, el Ejecutivo comunitario mantiene la posibilidad de cambios técnicos en el ámbito de la Política Agraria Común (PAC) para no perjudicar al sector, y, entre otras opciones, adelantar el pago de hasta un 70 % de las ayudas directas o exenciones en la obligación de mantener el volumen de ganado.

    El pasado mes de septiembre ya se adoptó un paquete de 500 millones de ayuda para apoyar al sector de la leche, pero las medidas no lograron frenar la caída de los precios de la leche.

    Si los Estados miembros y el Parlamento Europeo dan su visto bueno al plan presentado ahora por Hogan, serán ya 1.000 millones de euros de fondos comunitarios los que se dedican al sector.

    Si los Estados miembros y el Parlamento Europeo dan su visto bueno al plan presentado ahora por Hogan, serán ya 1.000 millones de euros de fondos comunitarios los que se dedican al sector.

    Para leer más