28 de septiembre de 2020
29 de julio de 2020

CAF pierde 35 millones por el impacto del parón en la fabricación durante el estado de alarma

CAF pierde 35 millones por el impacto del parón en la fabricación durante el estado de alarma
Tren de Cercanías fabricado por CAF - CAF

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

CAF registró una pérdida neta de 35 millones de euros en el primer semestre, frente a la ganancia de 25 millones de un año antes, por el impacto del parón de actividad registrado en sus fábricas durante el estado de alarma y el confinamiento seguidos para combatir la pandemia.

El fabricante de trenes y autobuses eléctricos confía en que se trate de "impacto temporal", toda vez que ya ha recuperado plena actividad en sus plantas y retoma paulatinamente los trabajos de mantenimiento.

No obstante, la compañía con sede en Guipúzcoa reconoce que "aún existe una gran incertidumbre sobre las consecuencias de la pandemia en los próximos meses".

Por el momento, en la primera mitad del año CAF redujo un 12% su facturación, hasta los 1.117 millones de euros. La de servicios de mantenimiento fue la actividad más penalizada, en la que la empresa tuvo que recurrir a un ERTE, dado que cayó un 37%, hasta los 252 millones. La de fabricación de trenes, que sorteó medidas para la plantilla, se redujo un 25%, hasta 507 millones.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se contrajo un 37%, hasta los 73 millones, dado que la empresa soportó los mismos gastos con menores ingresos.

CONTRATO CON RENFE.

CAF cerró la primera mitad del año con una cartera de contratos pendientes de acometer por valor de 8.928 millones de euros, tras formalizar contratos por 599 millones.

Entre ellos aún no figura el pedido de 37 trenes de vía estrecha que Renfe le adjudicó hace apenas unas semanas por importe de 250 millones y con el que el grupo equipara la cartera a la de un año antes.

En el plano financiero, la compañía presenta un endeudamiento de 451 millones, equivalente a 2,3 veces su Ebitda, y asegura disponer de un 'colchón' de liquidez ante la crisis de 1.158 millones.

CAF asegura haber articulado un plan global para minimizar en lo posible el impacto del Covid en su negocio, focalizado en mantener la cadena de suministro, seguir una gestión "muy cercana" con los clientes y "fortalecer" su capacidad financiación y tesorería. Además, ha aplazado inversiones "no críticas" y ha recortado sus "gastos discrecionales".

Con todo ello, el grupo "aspira a recuperar y dar continuidad al ciclo de crecimiento en ventas y beneficio de los últimos ejercicios, gracias a sus fundamentales y a las favorables tendencias del mercado", orientadas "al continuo desarrollo de la electromovilidad urbana y a la apuesta decidida de las autoridades por la movilidad sostenible" y el ferrocarril.