15 de octubre de 2019
25 de octubre de 2016

CAF suma una cartera récord de 6.000 millones tras lograr pedidos por 2.500 millones este año

El fabricante de trenes ejecuta su 'split' el próximo 30 de noviembre

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

CAF cerró el pasado mes de septiembre con una cartera de pedidos de trenes pendiente de fabricar por valor de 5.936 millones de euros, volumen que supone un aumento del 22% respecto a diciembre y un máximo histórico para la compañía, que lo consigue tras lograr nuevos contratos por valor de 2.500 millones en lo que va de año, todos ellos en el exterior.

Así lo indicó el fabricante ferroviario, que en el mercado doméstico actualmente compite por el contrato de suministro de treinta trenes AVE Renfe y su posterior mantenimiento, un proyecto estimado en 2.600 millones de euros, y que la operadora espera adjudicar el próximo mes de noviembre.

Además, CAF indica que a su cartera de pedidos a septiembre es preciso sumar contratos conseguidos y firmados después de esa fecha, como es logrado en el metro de Bruselas por valor de 353 millones, y otros adjudicados pero aún no firmados por otros 365 millones.

En la actualidad, la empresa culmina uno de los pedidos más relevantes logrados en los últimos años, el del suministro de seis trenes a Arabia Saudí para la línea que une Riad con el Norte del país, que la empresa ya está entregando y el país prevé poner en servicio a comienzos de 2017.

EXPORTACIONES.

La compañía con sede en Beasain (Guipúzcoa) presentó este martes sus cuentas de los tres primeros trimestres del año, periodo en el que obtuvo un beneficio de 26,5 millones de euros, un 26% inferior al de un año antes.

CAF aumentó un 3% sus ingresos, hasta 962,5 millones, gracias a la exportación, de la que obtiene el 78,8% de esta facturación. No obstante, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 104,1 millones de euros, un 24% menos.

SPLIT.

Por otra parte, CAF avanzó que el próximo 30 de noviembre culminará el 'split', el desdoblamiento del número de acciones que componen su capital social, que aprobó en su última junta de accionistas, a razón de diez nuevas acciones por cada título antiguo en circulación.

Así, a partir de ese día dejarán de cotizar los actuales títulos de la compañía, de 3,01 euros de valor nominal cada una, para que a la sesión bursátil siguiente arranque la negociación de las nuevas acciones, con un valor nominal de 0,301 euros.