25 de febrero de 2020
29 de enero de 2020

El campo de Castilla y León pide "amparo" a la Administración frente a la "criminalización" del sector

Las OPA creen que Pepe Álvarez "desconoce los problemas de agricultores y ganaderos" y lo invitan a pasar "unos días" en el medio rural

El campo de Castilla y León pide "amparo" a la Administración frente a la "criminalización" del sector
Organizaciones agrarias se concentran a las puertas de la Delegación del Gobierno en Castilla y León. - EUROPA PRESS

VALLADOLID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agricultores y ganaderos de Castilla y León se han reivindicado este miércoles en Valladolid como los "verdaderos ecologistas, animalistas y defensores del medio ambiente" frente a estos colectivos "de ciudad" que se atribuyen dicha labor y han pedido "amparo" a la Administración frente a la "criminalización" que, a su juicio, soporta el sector.

Convocado por las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA, más de un centenar de profesionales del campo se han concentrado frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León para exigir "precios justos" a sus productos, el control de la fauna salvaje que perjudica la actividad de sus explotaciones, el fin de los "ataques" que los responsabilizan del cambio climático y el calentamiento global y que las competencias de desarrollo rural permanezcan en el Ministerio de Agricultura y se mantengan los fondos europeos para el sector.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el presidente de Asaja Valladolid, Juan Ramón Alonso, ha explicado que se trata de una movilización desarrollada de forma conjunta por las tres OPA en toda España y que en Castilla y León han arrancado este miércoles para continuar en próximas fechas por el resto de la Comunidad.

Alonso ha lamentado que los precios de los productos agrícolas son en muchos casos "los mismos de hace 35 ó 40 años", un perjuicio para la rentabilidad de las explotaciones, que en el caso de las ovinas de leche, han llevado en 2019 al cierre, según sus estimaciones, de un ocho por ciento de las mismas.

Entre tanto, ha lamentado que se acuse al sector agrario "de todo tipo de aberraciones" cuando a su juicio, es la agricultura y la ganadería "la solución" para el medio rural frente a la despoblación y para el medio ambiente al convertir el campo en "sumidero del CO2 de la industria".

Por ello, ha cargado contra los grupos que se denominan "ecologistas, animalistas y medioambientalistas", cuyas tesis comparten "algunos políticos que hoy están en el Gobierno", a los cuales ha advertido de que tendrán al campo "enfrente".

ESTÁNDARES DE CALIDAD

Por su parte, el presidente de COAG Valladolid, Alberto Duque, ha reivindicado el papel del sector agrario en la sociedad como productor de alimentos que, a diferencia de muchos de los importados de terceros países, "cumplen con unos estándares de calidad muy altos". "Gracias a nosotros este país come. Estamos hartos de acusaciones y criminalización", ha añadido.

En cuanto al impacto de la fauna salvaje, Duque ha insistido en la necesidad de autorizar batidas de caza "de manera ordenada" para reducir los ataques a la cabaña ganadera por parte de lobos, los accidentes de tráfico provocados por corzos y otras especies, las enfermedades transmitidas al ganado por jabalíes o los cultivos devorados por los conejos.

También ha reclamado que "no se quite ni un duro" de los fondos de la Política Agrícola Común y ha criticado que se pretenda recortar el presupuesto comunitario para el campo "a cambio de qué intereses con la Organización Mundial de Comercio".

Sobre este punto, ha reprochado que se dejen de cultivar en la Unión Europea productos que luego se importan de terceros países "a cambio de poder venderles luego coches y aviones". "No es justo cerrar el campo para potenciar la industria", ha insistido el representante de COAG, quien ha lamentado el "desamparo" que sufren por parte de los últimos gobiernos.

Tanto Alonso como Duque han rechazado las críticas vertidas este miércoles en Valladolid por el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, contra sus organizaciones por mostrarse contrarias a la subida del salario mínimo interprofesional.

DESCONOCIMIENTO

José Ramón Alonso ha advertido de que no pueden aplicar esta subida --junto con la de los carburantes, fertilizantes e 'inputs' agrarios-- a sus productos y ha acusado a Pepe Álvarez de "desconocer mucho" la realidad del campo y lo ha invitado a "venir unos días" para "entenderlo mejor".

También ha rechazado el presidente provincial de Asaja que sus organizaciones defiendan los intereses de la derecha política y ha advertido de que las OPA son "independientes" sin que a título personal "cada uno tenga sus preferencias". "Otra cosa es que estemos más a gusto con las declaraciones de determinados políticos, hoy no estamos nada a gusto con este Gobierno", ha añadido.

Su homólogo en COAG, por su parte, ha defendido que "la mayoría" de los empleados en sus explotaciones "ganan más de 900 euros", por lo que no entiende "la alarma" generada por los sindicatos de clase y ha abogado por que las subidas se apliquen "de una manera ordenada".

"Me gustaría pagarle a un trabajador 2.000 euros al mes, pero para ello tengo que tener la posibilidad de hacerlo", ha recalcado Alberto Duque, quien ha pedido a que "no se chantajee" con ello al campo.

El responsable de Desarrollo Rural de UPA en Castilla y León, Pedro Ismael Martín, se ha mostrado "cansado" de la "demonización" de agricultores y ganaderos, a los que ha señalado como "única garantía de futuro" para los pueblos.

"Somos los verdaderos ecologistas en la conservación de la naturaleza, no los ecologistas de ciudad, urbanitas", ha insistido Martín, quien ha advertido de que para producir tiene que "emitir" CO2, pero "se mitiga" con la transformación de estos gases por parte de las plantas que cultivan, por lo que ha insistido en que los agricultores y ganaderos no son "los causantes del cambio climático". "Ojalá la industria estuviera tan adaptada como nosotros a este fenómeno", ha sentenciado.

Contador

Lo más leído en mercado financiero