18 de junio de 2019
6 de julio de 2016

CCOO y UGT abordarán con Ericsson la subrogación de trabajadores tras la venta de Abentel

SEVILLA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CC.OO. y UGT han mostrado este miércoles cierta "preocupación" ante la venta de Abentel, filial de telecomunicaciones de Abengoa, a Ericsson, tras firmar el Acuerdo de Transferencia de Actividades (ATA), y esperan reunirse en los próximos días con la empresa sueca para abordar las condiciones de subrogación del conjunto de trabajadores.

En declaraciones a Europa Press, tanto el secretario general de la Federación de Industria de CCOO-A, José Manuel Moreno Cerrejón, como el secretario general MCA-UGT-Sevilla, Manuel Ponce, han señalado la necesidad de mantener este encuentro para analizar la batería de medidas que incluye este acuerdo, por el que "se subrogarían los trabajadores con sus condiciones sociolaborales y económicas".

Moreno Cerrejón ha señalado que el sindicado "no se va a creer esto a pies juntillas" y, por tanto, va a incidir con Ericsson en "conocer el compromiso en lo concreto", sobre todo, de cara a las condiciones de los trabajadores.

Por su parte, Ponce ha apuntado que el acuerdo se firmó este pasado martes y este miércoles se ha comunicado por videoconferencia a todos los comités de empresa. La empresa cuenta con unos 500 trabajadores, la mayoría en Andalucía.

Abengoa ha explicado en un comunicado que este acuerdo se incluye dentro del plan de desinversiones anunciado por la compañía y contribuirá a alcanzar los objetivos marcados en el plan de viabilidad que ha establecido.

Por su parte, Ericsson afirma que este acuerdo refuerza su posición de liderazgo en servicios de telecomunicaciones, específicamente en el despliegue y mantenimiento de redes de fibra, donde cuenta con importantes proyectos en diferentes países.

Con este acuerdo, que se completará durante el tercer trimestre de 2016, está previsto que alrededor de 500 profesionales especializados en despliegue de redes de fibra y servicios de Abengoa se unan a Ericsson, aportando "competencias relevantes para continuar con la expansión en el creciente campo de los servicios relacionados con fibra".

Del mismo modo, esta operación permitirá a Abengoa aligerar progresivamente la deuda con sus acreedores y proveedores, así como las garantías asociadas a los proyectos de Abentel.

"Esta operación forma parte de la política de desinversiones de Abengoa y representa un nuevo avance en el proceso de viabilidad en el que se encuentra inmersa la compañía", incide la empresa.

A este respecto, recuerda que en los últimos meses también ha anunciado la venta de su participación en la planta termosolar Shams-1, ubicada en Emiratos Árabes Unidos, así como en la del parque eólico Campo Palomas en Uruguay, entre otros.

ACTIVIDAD DE ABENTEL.

La filial de Abengoa lleva realizando trabajos de diseño, construcción y mantenimiento de redes de telecomunicaciones de forma ininterrumpida desde 1968, colaborando con los operadores y proveedores de servicios de telecomunicación, tanto dentro como fuera de España.

En la actualidad, Abentel provee soluciones completas de cableados de red (cobre o fibra óptica) desde repartidor de operador al interior de la casa del cliente final, incluyendo todos los servicios asociados, necesarios para garantizar la instalación y el mantenimiento de la red, extremo a extremo.

En este sentido, Ericsson afirma que la suma de las competencias, herramientas y procesos de ambas compañías le permitirá crear un centro global de servicios de fibra en Sevilla, desde donde pueda seguir fortaleciendo su presencia en este dinámico mercado. Como parte del acuerdo, Ericsson asumirá algunos de los más importantes proyectos de despliegue de fibra óptica en España.

"La fibra es un componente clave para las redes IP de nueva generación. Este acuerdo reúne al líder mundial en servicios de telecomunicaciones con uno de los proveedores de servicios de fibra líder en España. La transferencia de las competencias de Abentel, unida a la oferta de servicios de Ericsson, nos permitirá ofrecer una escalabilidad inigualable para los proyectos de fibra de nuestros clientes", ha afirmado el consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López.

Para leer más