16 de junio de 2019
  • Viernes, 14 de Junio
  • 13 de mayo de 2016

    COMUNICADO: Conocidos científicos se preparan para cortar de raíz la embestida de la pseudociencia en la UE

    BRUSELAS, May 13, 2016 /PRNewswire/ --

    Se ha celebrado una reunión entre el doctor Vytenis Andriukaitis, Comisionado de Seguridad en la Salud y Alimentos y varios científicos prestigiosos (profesor Sir Colin Berry, profesor Alan Boobis, profesor Wolfgang Dekant, profesor Daniel Dietrich, profesor Helmut Greim, profesor Pat Heslop-Harrison y profesor. Richard Sharpe) en los campos de la evaluación de los riesgos humanos y compuestos activos endocrinos ("disruptor endocrino" o EDCs). Entre los temas debatidos por el grupo se trató el de cómo presentar el tema de los EDCs al público y la comisión de algunos científicos en la selección deliberada y la proposición de cursos de acción que: (1) no estaban apoyados por una base de evidencia científica robusta y (2) argumentación acerca de la enorme base de datos y conocimiento detallado de los efectos terapéuticos de las hormonas (endocrinas activas) en pacientes humanos. El grupo destacó que el tratamiento de los EDCs habría de basarse en la evidencia científica robusta, tal y como es habitual en todos los procedimientos legales (por ejemplo, normativa criminal).

    (Photo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20160511/366404 )

    En el debate, la preocupación surgió acerca de las percepciones de la gente en relación a los EDCs que actualmente dominaban algunos científicos, ONGs y grupos de presión con fondos destacados, que declaran de forma categórica que los EDCs contribuyen al cáncer en los humanos, a las enfermedades reproductoras, obesidad y diabetes de tipo 2. La realidad es que no existe una evidencia científica consistente que apoye esta declaración dogmatica, y en su lugar los puntos de evidencia más destacados van en dirección opuesta. El grupo destacó que el actual nivel de conocimiento en torno a los EDC y la hormona de acción es que permite a los científicos y organismos normativos identificar los compuestos con una actividad endocrina potencial y hacer frente a su potencial para causar daño en los humanos o en el medio ambiente por medio de los procesos correctamente establecidos.

    Los grupos de presión han abogado que los EDCs deberían tratarse como un "caso especial" cuando se considera su potencial para hacer daño, basándose en que los EDCs (y las hormonas en general) pueden presentar efectos no esperados en exposiciones de bajo nivel y que no tienen umbrales en su efecto, con el resultado de que las curvas de exposición y respuesta no son monótonas. La realidad es que estas presunciones no están apoyadas por datos científicos destacados no monótonos (por ejemplo, reproducibles) y es muy poco posible que se den en humanos, ya que hay un amplio conocimiento acerca de los efectos humanos de las sustancias activas endocrinas desde la especialidad de la endocrinología clínica. Las enfermedades endocrinas, que abarcan desde la diabetes hasta la enfermedad de Graves hasta la osteoporosis, que se produce desde los niveles de la hormona que son demasiado elevados o demasiado bajos se tratan con compuestos de endocrinas activas, que se han construido hasta un nivel enorme de conocimiento de las relaciones entre los niveles de exposición y los efectos resultantes de la salud en humanos. Para todas las funciones mediadas de hormonas en humanos, se observa un umbral, no existe una exposición no monótona de las curvas de respuesta y no hay efectos 'inesperados' en exposiciones a bajo nivel.

    En un consenso reciente documentado relacionado con los EDCs desarrollados en BfR en Berlín (los días 12 y 13 de abril de 2016; ver http://www.bfr.bund.de/en/home.html), se destacó que la identificación de los EDCs es solo el primer paso en la evaluación de riesgo de los EDCs, pero que el potencial y la consideración de la exposición posible en humanos es necesaria para cualquier evaluación adecuada de los efectos medioambientales o humanos de los EDCs. Como los EDCs están formados por compuestos naturales y sintéticos (por ejemplo, fabricados), el azúcar de nuestros alimentos que, cuando se ingiere libera de forma inmediata la hormona insulina, podrá, en opinión de algunos observadores si se aplica de modo constante, identificarse como un EDC y estar sujeto a una normativa potencial. El componente natural de la mostaza dulce (bisfenol F), que presenta actividades mediatizadas endocrinas casi idénticas a las del bisfenol A que fue prohibido de algunos usos en Francia y Alemania, podría ser también sujeto de restricción que muchos químicos estrogénicos presentan en numerosas plantas y verduras (y presumiblemente por medio de las propias plantas). Esto claramente no tendría sentido alguno.

    En vista de las conclusiones reportadas en el documento consensuado destacado (http://www.bfr.bund.de/en/home.html) y la importancia de las exposiciones potenciales y humanas en la evaluación de los efectos de los EDCs, los científicos que se reunieron con el Comisionado Andriukaitis confían en que el actual criterio normativo de todos los EDCs potenciales se puede desarrollar por medio de la Comisión con la entrada de los toxicólogos, endocrinólogos y profesionales de evaluación de riesgo expertos para permitir un uso seguro de muchos de los compuestos dentro de un abanico de aplicaciones. Al hacer esto, se conseguirá de forma que se asegura la protección de la salud humana y el medioambiente, al tiempo que se mantiene la sostenibilidad y competencia dentro de la economía de Europa.

    -- Referencia cruzada: Fotografía disponible por medio de AP Images (http://www.apimages.com) y http://www.presseportal.de/nr/120521

    Desde: Toxicólogos preocupados por una mejor ciencia y normativa

     

    Contactos: 

    Profesor Daniel Dietrich, +49-7531-883518, Daniel.Dietrich@uni-konsanz.de,

    University of Konstanz; Alemania 

    Profesor Helmut Greim, +49-8161-715600, helmut.greim@lrz.tu-muenchen.de, TU Munich,

    Alemania 

    Profesor Alan Boobis, +44-(0)20-7594-6806, a.boobis@imperial.ac.uk, Imperial

    College London, Reino Unido 

    Photo:

    http://photos.prnewswire.com/prnh/20160511/366404