8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 30 de octubre de 2014

    COMUNICADO: Según expertos reunidos en el Simposio Allergy Day

    MADRID, October 30, 2014 /PRNewswire/ --

    La fórmula de leche extensamente hidrolizada con probiótico LGG contribuye

    a adquirir tolerancia a la proteína de leche de vaca

    La alergia a la proteína de la leche de la vaca (APLV) es la principal alergia alimentaria en lactantes y primera infancia. Hasta ahora, la APLV se trataba eliminando las proteínas lácteas de la dieta. Recientemente, se ha demostrado que es posible adquirir tolerancia oral en un número significativo de niños durante el primer año de vida mediante la incorporación del probiótico Lactobacillus rhamnosus GG (LGG) a una fórmula de caseína extensamente hidrolizada.

    Ésta es una de las principales novedades en el manejo dietético de la APLV que estos días se analiza en el Simposio Allergy Day, organizado por el Instituto de Nutrición Pediátrica Mead Johnson en Madrid, y en el que se dan cita nueve destacados expertos internacionales [http://ftp://PdfAllergyDay:kBmqjNg3@ldn-ftp.interpublic.com ]: Allan Walker; Jon Vanderhoof; Roberto Berni Canani; Erika Isolauri; Piotr Socha; Julian Guest; Juan José Díaz; Rosan Meyer; y Patrick Tounian.

    La alergia a la proteína de la leche de la vaca aparece cuando el sistema inmunológico de un niño identifica estas proteínas como peligrosas y puede causar problemas digestivos, cutáneos y dificultades respiratorias. Los expertos relacionan esta patología con irregularidades microbianas en la flora intestinal o microbiota. "Estudios sobre niños y modelos animales atópicos han demostrado que la microbiota intestinal está alterada y no cuenta con organismos esenciales que influyen en la tolerancia inmunitaria y el control de la inflamación", explica el Profesor Walker.

    El probiótico LGG ha demostrado que puede ayudar a mantener el sistema inmunitario: "Ejerce efectos inmunomoduladores a nivel intestinal que conducen a una acción anti-inflamatoria y una regulación a la baja de los principales mecanismos inmunes implicados en la alergia; además actúa sobre la permeabilidad del intestino, el crecimiento y la diferenciación celular", señala el ProfesorBerni Canani.

    Así, la dieta es clave en el tratamiento de la APLV en lactantes y niños. La proteína de la leche de vaca puede estar presente en productos aparentemente no lácteos como embutidos, salsas, carnes congeladas, aperitivos salados o chucherías. En la actualidad, subraya el DoctorDíaz, "disponemos de fórmulas extensamente hidrolizadas y fórmulas elementales que nos permiten manejar con eficacia y seguridad la APLV tanto en las formas mediadas por IgE como en las no mediadas".

    En palabras de Colin Rudolph, MD, PhD, vicepresidente de Asuntos Médicos Globales y Director Global Medico de Mead Johnson, "durante más de 100 años, hemos introducido una amplia gama de innovaciones que responden a las necesidades de los consumidores y los profesionales de la salud por igual. Fuimosla primera compañía en ofrecer un producto diseñado para el tratamiento nutricional de la alergia a la proteína de la leche de vaca en lactantes. Esta alergia afecta aproximadamente al 3 por ciento de los niños en todo el mundo y es la principal causa de alergia alimentaria en niños en periodo de lactancia y menores de tres años".

    Sobre el Instituto de Nutrición Pediátrica Mead Johnson

    El Instituto de Nutrición Pediátrica Mead Johnson es una red global dedicada a la promoción y la aplicación de los últimos avances en la ciencia de la nutrición en beneficio de los lactantes y los niños de todo el mundo. Nuestro único objetivo es estar a la vanguardia de la investigación en nutrición pediátrica.

    CONTACTO: Weber Shandwick: María G. de Ceca / Rocío Bueno,+0034-91-745-86-59 / 64, +0034-646-77-27-31,MGarciaDeCeca@webershandwick.com, RBueno@webershandwick.com