8 de julio de 2020
21 de septiembre de 2017

COMUNICADO: El ministro de Asuntos Exteriores de Tailandia insiste en la continuidad en la lucha contra el tráfico de personas

BANGKOK, Tailandia, 21 de septiembre de 2017 /PRNewswire/ -- Eliminar todas las formas de esclavitud y tráfico de personas de la era moderna ha sido una de las grandes prioridades para Tailandia. Según reveló el ministro de Asuntos Exteriores, Nuestro planteamiento, que pone el énfasis en las víctimas y en la colaboración entre la sociedad civil y los sectores público y privado, ha culminado en una política de tolerancia cero.

https://mma.prnewswire.com/media/553034/5Ps_Strategy_to_comb... [https://mma.prnewswire.com/media/553034/5Ps_Strategy_to_comb... ]

La lucha contra el tráfico de personas sigue estando en la agenda nacional. En 2016, el Gobierno Real de Tailandia plasmó su compromiso con la política de tolerancia cero contra el tráfico de personas en una serie de medidas y programas. El gobierno incrementó de forma significativa el presupuesto total para la lucha contra el tráfico de personas a fin de proporcionar recursos suficientes para apoyar la aplicación de medidas en todas las áreas clave. Asimismo, el gobierno intensificó las reformas legales, mejorando las leyes existentes y redactando nueva legislación. El gobierno desarrolló un plan de acción de 24 puntos. Se instauró un subcomité especial para incrementar la eficacia en la persecución del tráfico de personas con el fin de coordinar las fuerzas de seguridad y aumentar la eficacia de los procesos penales.

Se logró mejorar la calidad y agilizar las causas judiciales gracias a una mejor coordinación entre la policía, los fiscales, los tribunales de justicia y las demás fuerzas del orden. El trabajo realizado por las unidades especiales contra el tráfico de personas, establecidas, por ejemplo, en la Oficina del Fiscal General y el Tribunal de Justicia, y el uso del Sistema de bases de datos interinstitucionales han contribuido a mejorar la eficacia de los procesos penales. Por otro lado, el gobierno también encaró de lleno los incentivos económicos de los traficantes haciendo uso de otros reglamentos, como las medidas contra el blanqueo de dinero y los poderes administrativos, para complementar las iniciativas para luchar contra el tráfico de personas. A lo largo de 2016, las medidas contra el tráfico de personas del gobierno se centraron en transformar el comercio de personas de un atractivo y lucrativo negocio de bajo riesgo en una proposición sin retorno que conlleva un castigo severo. Algunos logros y avances significativos conseguidos en 2016 fueron el aumento de los casos de tráfico de personas descubiertos, investigados, enjuiciados y condenados.

La persecución y lucha constante a lo largo de 2016 se reflejó en el descubrimiento e investigación por parte de la Policía Real de Tailandia de 333 casos, el procesamiento por parte de la Fiscalía General de 301 casos, es decir, un aumento del 5 % y 19,92 % respectivamente, en comparación con 2015. Un total de 268 personas fueron condenadas en 2016, lo que supone un aumento del 30,7 % en comparación con las 205 personas condenadas en 2015. Los bienes embargados a los traficantes aumentaron un 307 % hasta un total de 22 millones de dólares (USD) en comparación con 2015. También se han tomado medidas disciplinarias y penales contra 45 funcionarios gubernamentales desde 2013, incluidos 10 oficiales de policía en 2016.

El gobierno adoptó un planteamiento centrado en las víctimas, haciendo hincapié en la protección de los grupos vulnerables. El Ministerio de Asuntos Exteriores afirmó que el gobierno está reforzando los servicios de protección y mejorando la rehabilitación, la atención y el bienestar de las víctimas del tráfico de personas dotando a las víctimas de las destrezas necesarias para emprender una nueva vida y reintegrarse en sus comunidades respectivas, y desarrollando planes de rehabilitación destinados a facultar a las víctimas y protegerlas para que no vuelvan a ser explotadas.

Algunos datos destacables en 2016 son el aumento de oportunidades de empleo para las víctimas, gracias a las cuales 196 víctimas recibieron ofertas de empleo dentro y fuera de los refugios, es decir, un aumento del 350,1 % con respecto a solo 47 víctimas en 2015. Se permitió permanecer en Tailandia a los emigrantes víctimas y testigos del tráfico de personas hasta un período de 2 años. La eficacia en la identificación de víctimas mejoró a través del uso coherente por parte de todos los organismos relevantes de la nueva Directriz.

Tailandia siguió reforzando su sistema de gestión de la mano de obra y los trabajadores emigrantes con el fin de eliminar los recovecos legales de las leyes y los reglamentos actuales y de limitar la posición de vulnerabilidad en la que se encuentran los trabajadores emigrantes, las mujeres y los niños. Esto se logró, entre otras cosas, mediante la introducción y aplicación de nuevas leyes que regulan las agencias de contratación de mano de obra emigrante, reduciendo a mismo tiempo el coste y el plazo de tiempo que deben esperar los trabajadores emigrantes para entrar en Tailandia, además del requisito de presentar obligatoriamente documentos de identificación secundarios, como la libreta naval (para tailandeses) y el libro de registro marítimo (para trabajadores migrantes). En 2016, Tailandia también ratificó el Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores n.º 187 y el Convenio sobre el trabajo marítimo (MLC) de la OIT.

El gobierno tailandés ha ampliado y profundizado su colaboración con las partes interesadas, como los gobiernos de otros países (particularmente de los países vecinos), el sector privado, las organizaciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil, nacionales e internacionales, los países vecinos y también la cooperación regional a fin de abordar la naturaleza transfronteriza del tráfico de personas. Entre los logros más importantes destacan el depósito por parte de Tailandia del instrumento de ratificación a la Convención de ASEAN contra el Tráfico de Personas, en particular de mujeres y niños (ACTIP), incrementando la colaboración con sus socios dentro del Programa Australia-Asia para combatir el tráfico de personas (AAPTIP) y el Proceso de Bali. Asimismo, el gobierno considera a Estados Unidos un socio de suma importancia a la hora de contrarrestar el tráfico de personas y continuó trabajando con diversos órganos de este país, en particular, con las fuerzas del orden, como el organismo investigador del Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security Investigation) y la Oficina Federal de Investigación. Los organismos gubernamentales tailandeses también han tenido un contacto muy estrecho con una serie de agencias de noticias locales e internacionales con el fin de intercambiar opiniones y garantizar la exactitud de la información y una visión compartida sobre los problemas del tráfico de personas.

Ministerio de Asuntos ExterioresTel. +662-203-5000 ext. 22050

Foto -- https://mma.prnewswire.com/media/553034/5Ps_Strategy_to_comb... [https://mma.prnewswire.com/media/553034/5Ps_Strategy_to_comb...]