16 de octubre de 2019
22 de julio de 2018

Conciliación: Cómo reducir a cuatro días la semana laboral y mantener la productividad

Conciliación: Cómo reducir a cuatro días la semana laboral y mantener la productividad
ISTOCK - ARCHIVO

MADRID, 22 Jul. (EDIZIONES) -

Una semana laboral de cuatro días con ocho horas pero cobrando la misma cantidad que si hiciesen una tradicional semana de cinco jornadas. Este es el experimento que se inició en la empresa de Nueva Zelanda, Perpetual Guardian, especializada en testamentos y fideicomisos y cuyos responsables aseguran haber conseguido mejorar la satisfacción de sus empleados y mantener la productividad que si los trabajadores asistiesen cinco días a su puesto de trabajo.

Este experimento, que podría convertirse en una situación permanente, se llevó a cabo durante los meses de marzo y abril, según informó el medio 'New Zeland Herald'. En este periodo, la empresa permitió que 240 trabajadores tuviesen un fin de semana de tres días pero con el salario completo de cinco días de trabajo.

Para realizarlo, la compañía se puso en contacto con la Universidad Tecnológica de Auckland para estudiar y cuantificar los datos cualitativos y cuantitativos antes y después del experimento. Al finalizar la prueba, los trabajadores que aseguraban tener un mejor equilibrio entre su vida laboral y personal aumentaron del 54% previo al 78% posterior (es decir, 24 puntos porcentuales). Además, se redujo el nivel de estrés de los empleados del 45 al 38%.

Según los académicos y los directivos de la empresa, existía el riesgo de que al disminuir las horas de trabajo aumentara la presión de los trabajadores por alcanzar los objetivos, aumentando la presión y disminuyendo la producción.

Sin embargo, el director ejecutivo de Perpetual Guardian, Andrew Barnes, señaló que la situación fue la contraria. "Hemos visto un aumento en el compromiso y la satisfacción del personal por el trabajo que desempeñan al mismo tiempo que no hemos apreciado una caída en la productividad", afirmó el ejecutivo.

Para ello, los empleados diseñaron una serie de iniciativas para trabajar de una forma más productiva y eficiente, como la automatización de procesos manuales o la reducción del uso de Internet que no estuviese relacionado con el trabajo.

CONCILIACIÓN CONTRA LA DESIGUALDAD DE GÉNERO

Barnes apunta a la importancia de cambiar el enfoque para solucionar algunos de los problemas actuales, como la conciliación o la desigualdad de género. Así, considera que centrarse más en la productividad y no tanto en la cantidad de horas trabajadas puede ayudar a abordar la desigualdad de género en el lugar de trabajo.

En concreto, explica que si una madre o un padre pueden cumplir con sus obligaciones en un horario reducido no tendría sentido reducirle el salario completo. "¿Qué problema hay en que puedas hacer que los padres pasen más tiempo con sus hijos?", se pregunta Barnes.

Como obstáculos para implementar esta iniciativa, el ejecutivo neozelandés pone en el punto de mira las leyes de su país, que se basan todavía en el número de días y horas trabajadas para, por ejemplo, regular los días de vacaciones

Sin embargo, la implementación de esta teoría en el mundo real no está exenta de desafíos, y Barnes señala que puede haber algunos problemas de velocidad a medida que Perpetual Guardian busca aplicar la iniciativa de forma indefinida.

Para leer más