26 de febrero de 2020
27 de diciembre de 2019

Los conductores de Uber en Sevilla, convocados a una nueva huelga desde mañana y hasta Año Nuevo

En protesta por la "extrema precariedad" de los conductores

SEVILLA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Ares Capital, empresa de vehículos de alquiler con conductor (VTC) que da servicio a Uber en Sevilla, afronta desde mañana sábado día 28 y hasta el próximo 1 de enero, una nueva huelga convocada entre sus conductores por el sindicato CC.OO, según informó esta formación.

Con la movilización, CC.OO. pretende denunciar la "extrema precariedad" que considera sufren los trabajadores de la firma, que registran "jornadas maratonianas" de entre 55 y 60 horas semanales "sin abono de horas extras o complementos por festivos y nocturnidad".

Además, el sindicato apunta a que la obligación de los conductores de VTC de Ares Capital de vestir con traje de chaqueta "les supone desembolsar más de 500 euros al año de su propio bolsillo".

La nueva huelga de cinco días a la que están llamados los conductores de la firma que da servicio a Uber en Sevilla sucede a la que ya llevaron a cabo coincidiendo con la Nochebuena y la Navidad que, según CC.OO, registró un seguimiento del 80%.

La segunda fase de paros convocados, que comienza este sábado, se alargará hasta el día 1 de enero, coincidiendo con las celebraciones del cambio de año, mientras que la tercera fase de la huelga está programada para los días 4, 5 y 6 de enero, en el fin de semana de los Reyes Magos.

21 DÍAS DE HUELGA.

CC.OO. ha convocado un total de trece jornadas de huelga que comenzaron el pasado 21 de diciembre en protesta por la referida "extrema precariedad" que considera registran los trabajadores de esta firma de VTCs.

Según el sindicato, esta "precariedad llega hasta el punto de que la limpieza y el repostaje de los vehículos la tienen que realizar en sus horas de descanso y comida sin que se les compense posteriormente", según apunta CC.OO. en un comunicado.

La formación sindical denuncia también "la falta de compromiso y voluntad de la empresa que, para no cumplir con los derechos laborales de la plantilla, alega que no existe un convenio propio del sector".

Para leer más