25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 6 de enero de 2008

    La cúpula de Energy East inicia la venta de sus acciones en plena adquisición por parte de Iberdrola

    La cúpula de Energy East inicia la venta de sus acciones en plena adquisición por parte de Iberdrola
    EP

    MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La cúpula directiva de Energy East ha iniciado la venta de sus acciones en pleno proceso de compra de la compañía estadounidense por parte de Iberdrola, cuya culminación en el primer semestre del año, como establece el calendario previsto, está ya sólo condicionada al visto bueno de dos reguladores estatales.

    En concreto, los máximos directivos de la eléctrica vendieron el 1 de enero 24.352 acciones a un precio de 27,21 dólares cada una, por debajo de los 28,5 dólares de la oferta lanzada por el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán a finales de junio. El valor de venta de las acciones supera los 660.000 dólares (450.000 euros).

    Según consta en los registros del regulador del mercado estadounidense (SEC, Securities and Exchange Commission), el directivo que más acciones vendió fue el propio presidente y consejero delegado, Wesley von Schack, quien se desprendió de 15.453 títulos.

    El resto de los directivos vendió títulos el 1 de enero por un número que oscila entre los 361 y los 1.200. Entre ellos figuran el vicepresidente operativo, Richard Benson; el director financiero, Robrt Kump; el director de desarrollo, Michael McClain; el director de regulación, Robert Rude, y la directora de relaciones públicas, Angela Beddoe.

    También aprovecharon el inicio del año para vender acciones los presidentes de tres de las cuatro principales filiales, encargadas de supervisar las actividades de la empresas en los estados de Connecticut, Maine y Nueva York.

    El acuerdo de venta de la compañía sellado en junio tuvo carácter amistoso y fue aprobado a finales de noviembre por la junta de accionistas de Energy East con un apoyo del 93%. Iberdrola valora Energy East en 6.400 millones de euros, de los que 3.400 millones corresponden al valor de los activos y otros 3.000 millones a la deuda de la adquirida.

    Esta operación, junto con la compra de la británica Scottish Power, supuso uno de los principales movimientos expansivos de Iberdrola durante 2007 y consolidó la presencia del grupo de Sánchez Galán en el eje Atlántico.

    Energy East dispone de una capacidad instalada de 555 megavatios (MW) y generó en 2006 un Ebitda de 729 millones de euros. Su beneficio neto anual se aproxima a los 200 millones y su presencia es significativa en el Noreste de Estados Unidos y, en especial, en los estados de Nueva York, Maine, Connecticut, Massachussetts y New Hampshire.

    Iberdrola obtuvo el pasado 28 de diciembre el visto bueno del segundo de los cuatro reguladores estatales que deberán pronunciarse acerca de la operación, la New Hampshire Public Utilities Commission.

    La eléctrica española ya ha superado ya cuatro análisis federales de la compra y está sólo a la espera de las aprobaciones de la Maine Public Utilities Commission y de la New York Public Service Commission para completar el proceso.

    Si se cumple el calendario previsto, estas dos últimas aprobaciones se recibirán previsiblemente en febrero y junio, respectivamente.

    (EUROPA PRESS)