21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 30 de octubre de 2018

    Dia cae un 6% tras presentar resultados sin beneficio a la espera de test sobre sus activos

    MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Las acciones de Dia se desplomaban cerca de un 6% pasadas las 10.30 horas tras presentar sus resultados, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado de 281 millones de euros, un 24% inferior al de un año antes, sin facililitar el beneficio neto a la espera de las conclusiones del test de deterioro sobre sus activos.

    En concreto, las acciones de la cadena de supermercados, que iniciaron la sesión en verde, con un alza del 1,3%, invirtieron la tendencia, con un descenso del 5,7% a las 10.35 horas, hasta intercambiarse a un precio de 0,75 euros.

    Las ventas comparables de la compañía crecieron un 2,7%, excluyendo el efecto calendario.

    Sin embargo, incorporando el efecto de la depreciación de las monedas brasileñas y argentinas, las ventas cayeron un 9%, lo que representa unas ventas brutas bajo enseña de 6.949 millones de euros, según ha informado este martes la compañía.

    La firma ha achacado este retroceso al 2,5% de caída de las ventas en Iberia y a la fuerte depreciación de las divisas de Argentina y Brasil durante el periodo.

    Sin ajustes, el Ebita retrocedió un 33,1% en los primeros nueve meses de este año, hasta 212,7 millones de euros, mientras que las ventas netas alcanzaron los 5.490,5 millones de euros, un 13,9% inferiores a las de hace un año.

    Entre enero y septiembre, las ventas 'online' de España crecieron un 42,8% hasta 57,4 millones de euros.

    El consejero delegado, Antonio Coto, ha resaltado que "el valor intrínseco del grupo está fuera de duda, y que sus más de 7.000 tiendas siguen trabajando normalmente, con buenas cifras de volumen y de generación de cash flow".

    La compañía, que recientemente ha reformulado sus cuentas de 2017, ha afirmado que está finalizando su plan de negocio para los próximos años.

    Como consecuencia de este nuevo plan, la firma se dispone a anticipar, con anterioridad al cierre del ejercicio 2018, la realización de un test de deterioro sobre sus activos para evaluar si pudiera existir la necesidad de provisionar parte de los mismos.

    Por ello, según ha explicado, la información relativa a los resultados se desglosa solo hasta el nivel de Ebitda y no hasta el resultado neto después de impuestos, y la información del balance no es completa sino centrada en magnitudes como el fondo de maniobra y la deuda neta.

    Tan pronto como la compañía conozca el resultado del test de deterioro sobre sus activos o cualquier otro aspecto material que afecte a la información anunciada este martes, hará la correspondiente comunicación, según ha señalado.

    Para el conjunto del ejercicio 2018, el grupo ha reiterado la horquilla de 350-400 millones de euros de Ebitda ajustado frente a los 586 millones de euros de 2017.

    La compañía ha achacado esta caída a la reducción de las ventas en Iberia, donde se han implementado una serie de decisiones que no han dado los resultados esperados (la baja adecuación a las necesidades de los actuales clientes de la oferta de productos, servicios, así como la marca propia).

    Entre enero y septiembre, la cifra de inversión alcanzó los 269 millones de euros, de los cuales 196 se han invertido en España en la remodelación de tiendas de proximidad.

    Para leer más