3 de junio de 2020
20 de octubre de 2016

La digitalización permite a Thyssenkrupp rebajar el tiempo de inactividad de ascensores

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Thyssenkrupp se ha propuesto reducir un 50% el tiempo que los ascensores permanecen fuera de servicio mediante el desarrollo de soluciones de digitalización, indicó el director general del centro de innovación de la compañía, Javier Sesma.

El directivo expuso estos planes de la compañía en el foro Transformación Digital, organizado por Europa Press y Microsoft, en el que se ha abordado la forma con que las empresas industriales están haciendo frente a los nuevos retos tecnológicos.

La compañía ya trabaja junto a Microsoft en un sistema para enviar datos de los ascensores a la nube con el objetivo de determinar de forma automática si los aparatos funcionan bien y predecir las potenciales averías o incidencias que puedan ponerlos fuera de servicio.

El sistema mezcla Big Data y el conocido como 'e-learning', y tiene como receptor final el técnico ascensorista, cuyo perfil profesional va camino de convertirse en lo que la empresa llama "supertécnico o técnico 4.0". "Recibe la información en el smartphone y se puede poner en contacto con cualquier experto en cualquier lugar del mundo", explicó Sesma.

El directivo señaló que el objetivo final del plan es "dotar al técnico de toda la inteligencia y capacidad para resolver averías" y para "reducir al 50% el tiempo fuera de servicio de los ascensores". "Este es el compromiso de Thyssenkrupp con la digitalización de la industria del ascensor", añadió.

Sesma aseguró además que España es el quinto país del mundo con más ascensores en servicio, debido a las características de sus edificaciones. Estas máquinas son además "el medio más utilizado y seguro del transporte del mundo, ya que 1.000 millones de personas lo usan cada día", explicó.

Para ilustrar el potencial del negocio de Thyssenkrupp, indicó que cada día se construye lo equivalente a la ciudad de Manhattan y que los edificios se están convirtiendo cada vez más en "ciudades verticales".

La compañía trabaja en innovaciones tecnológicas como los pasillos de aceleración por levitación magnética o en ascensores sin cable. Además, se afana por reducir los tiempos de espera del ascensor: "En Manhattan, el tiempo de espera es tres veces superior al de transporte", añadió.