14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • 14 de marzo de 2008

    Economía/Agricultura.- Asaja pide medidas para frenar el alza de gasóleo, con subidas de más de un 33% en el último año

    MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) reclamó hoy medidas de choque para paliar la escalada de precios del gasóleo que ha registrado por un incremento de un 33% en el último año, informó la organización agraria.

    La organización destacó que esta subida, sumada al del resto de derivados del petróleo (fertilizantes, plásticos, envases...), pone en serias dificultades la viabilidad de numerosas explotaciones agrarias, y recordó que el sector agrario no tiene posibilidad de repercutir las subidas de precios.

    Por todo ello, Asaja insistió en que todavía existe un cierto márgen para reducir la cuña fiscal sin contravenir las disposiciones comunitarias sobre la materia, por lo que aseguró que de aplicarse la fiscalidad mínima permitida, el peso de la misma sobre el precio final del gasóleo agrario se reduciría al 17% y se lograría una disminución adicional del precio que soportan los agricultores del 38%.

    Por otro lado, en relación con la fiscalidad directa que soportan los agricultores y ganaderos a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), Asaja solicitó que se vuelvan a instaurar las medidas adoptadas por el Gobierno en el año 2000 y que consistían en la deducción del 35% de los gastos del gasóleo y la deducción por gastos en fertilizantes y plásticos hasta el 15%, así como la rebaja del plazo de amortización de la maquinaria a dos años.

    Asimismo, la organización apuntó que también deberían adoptarse recortes generales del 2% de los índices o módulos de rendimiento neto de las actividades agrícolas y ganaderas, y el incremento al 10% de la deducción por gastos de difícil justificación (que es del 5% en el régimen de Estimación Directa).

    Finalmente, Asaja insistió en la necesidad de que se apruebe un incremento de hasta el 9 % en la compensación del I.V.A. del Régimen Especial Agrario, para los ganaderos y así igualarlo con el de agricultura, para poder paliar así los "nefastos" resultados económicos de las explotaciones ganaderas.