3 de marzo de 2021
4 de abril de 2008

Economía/Agricultura.- La CE prevé precios altos para los cereales, pero no en los niveles récord de los últimos meses

BRUSELAS, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los precios de los cereales se mantendrán en "niveles altos" en los próximos años, aunque "no alcanzarán los récord de los últimos meses", hasta que los mercados recuperen la estabilidad alterada por, entre otros factores, el aumento de la demanda de alimentos a nivel mundial o el mercado emergente de biocombustibles. Así lo prevé un informe de la Comisión Europea publicado hoy y que establece las previsiones para el periodo 2007-2014 en los mercados agrícolas de la Unión.

No obstante, las perspectivas a medio plazo son "positivas" para el mercado europeo de cereales gracias al efecto de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), la perspectiva moderada de mayor cosecha y el mercado de bioetanol. Se prevé que los precios de los cereales en la Unión Europea y en el mundo "se mantengan por encima de los registrados en la última década, pero a mucho menor nivel que los recientemente observados", señala el informe.

En lo que respecta a los productos animales, las previsiones son "relativamente positivas" para los mercados avícola, porcino y lácteo, mientras que se prevé que "continúe descendiendo" la producción de vacuno. El informe constata una "rápida recuperación" del consumo de carne --tras la caída del mercado en 2006 a causa de la gripe aviar-- y prevé un crecimiento mayor al 3 por ciento en 2014.

El informe de Bruselas, basado en suposiciones y estadísticas hasta 2007, prevé una expansión "modesta" en el mercado lácteo y un aumento en el sector del queso, y una caída a largo plazo de la producción de mantequilla y leche en polvo. Estas previsiones, sin embargo, no tuvieron en cuenta el aumento del 2 por ciento de la cuota lechera aprobado el pasado mes en el Consejo de ministros de Agricultura de la UE.

Otras variables como el resultado de las negociaciones en la ronda de Doha o cambios legislativos propuestos o adoptados a partir de enero de 2008 tampoco pudieron ser incluidos en el análisis de los mercados agrícolas.