30 de marzo de 2020
11 de junio de 2008

Economía/Agricultura.- Espinosa dice que España trata de limitar la corrección de aranceles a la importación del plátano

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, aseguró hoy que el Gobierno español mantiene contactos permanentes con la Comisión Europea para despejar "favorablemente" la negociación en Bruselas y limitar la "corrección" de aranceles a la importación de plátanos.

En respuesta a una interpelación de Coalición Canaria en el Congreso de los Diputados sobre las negociaciones entre la Unión Europea y la Organización Común de Mercado (OCM), en relación con el conflicto del plátano, Espinosa aseguró que no se ha producido "ninguna modificación" del marco importador que "justifique" la preocupación de los productores canarios.

Los ministros de Agricultura de España, Francia, Portugal, Grecia, Chipre, países productores de plátano, más los de Costa de Marfil, Ghana, Jamaica, Madagascar, República Dominicana y Surinam, reclamaron a finales de mayo en París a la Comisión Europea que apele el dictamen de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y no aceptar una rebajar del arancel para la importación del plátano procedente de Latinoamérica, que ahora está en 176 euros por tonelada.

Esta petición se acordó en el Ministerio galo de Agricultura durante una reunión a la que asistió el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, y representantes de otras regiones productoras de plátano, como Guadalupe, Madeira y Martinica, así como asociaciones de productores.

La existencia de los aranceles a los bananos de países extracomunitarios facilita la comercialización de los productos canarios que, según recordó Espinosa, se consumen preferentemente en España.

SUSPIRO EN BRUSELAS, RESFRIADO EN CANARIAS.

Sin embargo, el diputado de CC, José Luis Perestelo, recalcó que la producción y comercialización del plátano es vital para el archipiélago y no se dejó tranquilizar por las palabras de Espinosa. "Un suspiro en Bruselas nos provoca un resfriado en las islas", señaló, llegando a hablar incluso de colapso económico en algunas islas.

En este sentido, reclamó ayudas al sector por parte del Gobierno, que Espinosa rechazó, en principio, por su confianza en el éxito de la negociación en Bruselas. "Por el bien de todos, esperamos no tener que tomar ninguna medida adicional", recalcó. "Por el bien de todos, esperamos no tener que tomar ninguna medida adicional", dijo la ministra.