1 de abril de 2020
17 de marzo de 2008

Economía/Agricultura.- UPA-CyL cifra en un 70% el abandono del cultivo de remolacha y augura problemas de abastecimiento

VALLADOLID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Castilla y León, Julio López, cifró hoy en un 70% el abandono del cultivo de la remolacha en la región este año y auguró algunos problemas de abastecimiento para las industrias azucareras castellanoleonesas.

Según explicó López, en declaraciones a Europa Press, ésta sería una de las principales consecuencias del acuerdo de reestructuración del sector remolachero-azucarero pactado entre la Consejería de Agricultura y Ganadería y las empresas azucareras Ebro y Acor centrado, según criticó, en la parte industrial sin tener en cuenta, por lo tanto, a los cultivadores.

De este modo se pronunció tras la reunión de la Mesa de Seguimiento del Acuerdo Marco Interprofesional (A.M.I.) en la zona norte celebrada hoy en Valladolid para analizar con Ebro las condiciones de contratación remolachera correspondientes a la presente campaña, 2008-2009.

López, para quien éste fue un encuentro más para "discutir" sobre el acuerdo, ya cerrado, entre la Administración regional y las industrias, insistió en sus críticas respecto a que la reestructuración del sector remolachero-azucarero llega tarde y supondrá un abandono "muy considerable", por encima, según sus cálculos, del 50 por ciento estipulado por la Unión Europea para abonar las ayudas previstas por este recorte.

A juicio del secretario regional de UPA, la negociación de este acuerdo de reestructuración del sector, "en el que no se ha tenido en cuenta al sector productor", ha sembrado muchas dudas entre los cultivadores de remolacha que se tendrán que enfrentar además a unos costes de producción disparados y a unos problemas de falta de agua, muy importantes en algunas zonas de Castilla y León.

"Algunos no han dejado tierras suficientes para sembrar y será imposible hacerlo por los costes de producción", continuó Julio López, que reiteró sus críticas en el sentido de que el acuerdo entre Junta e industrias llega "mal y tarde" y sin despejar dudas en algunos aspectos importantes, como el derecho de indemnización para los remolacheros que abandonaron el cultivo con fecha de 7 de mayo de 2007.

"FÁBRICAS INFRAUTILIZADAS".

"No hay un máximo de ayudas para el que se marcha ni un máximo de ayudas para el que se queda", añadió el secretario regional de UPA, que cuestionó la actitud mantenida por la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, más preocupada por salvar el mayor número de fábricas posible cuando "el problema era salvar el cultivo, que es la materia prima de las fábricas". En este sentido, auguró que un mayor abandono del cultivo, por encima del 50 por ciento previsto, hará que muchas fábricas azucareras de la Región estén "infrautilizadas" porque "no va a haber materia prima".

Otro de los temas analizados en la reunión de la Mesa de Seguimiento del Acuerdo Marco Interprofesional (A.M.I.) en la zona norte celebrada hoy, fue las condiciones de contratación remolachera correspondientes a la presente campaña, 2008-2009, que oscilarán, según acordó Ebro, entre los 46 euros para la planta vallisoletana de Peñafiel, que cerrará sus puertas en la próxima campaña, y los 43 euros para el resto de las fábricas castellanoleonesas, Miranda de Ebro (Burgos), Toro (Zamora) y La Bañeza (León).

Dicho esto, advirtió de que se trata de "precios teóricos" y añadió que el problema en estos momentos tampoco está en si los cultivadores van a percibir 45 ó 46 euros sino en los costes de producción que hacen que sea "imposible" cultivar y rentabilizar esta raíz. Así, explicó que en la zona en la que más rentable o menos costosa es la siembra de remolacha, como en el norte de Castilla y León, falta agua embalsada y, por lo tanto, no se pueden asegurar unas óptimas condiciones hídricas para el cultivo.

No obstante, el secretario regional de UPA se mostró partidario de no realizar recomendaciones sobre si los agricultores de Castilla y León deben sembrar o no remolacha este año por considerar que se trata de una decisión que debe tomar personalmente cada cultivador en función de las condiciones concretas de sus parcelas y de sus expectativas de gasto.

Sin embargo, López fue tajante y advirtió de que en las zonas donde haya poco agua los cultivadores se lo deberían pensar muy bien hasta buscar todas las garantías hídricas que permitan salvar el cultivo. De lo contrario, recordó, existen otras alternativas más viables, como la siembra de girasol.

López recordó en este sentido que el próximo 4 de abril está prevista una reunión de las juntas de desembalse en las que se dilucidarán las previsiones de agua para los próximos meses, si bien consideró que en algunas zonas podría ser tarde para iniciar la siembra de la remolacha.