28 de marzo de 2020
17 de marzo de 2008

Economía/Agricultura.- Los Veintisiete reclaman "mecanismos de apoyo específicos" para las regiones agrícolas sensibles

BRUSELAS, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea aprobaron hoy --en términos generales y con la abstención constructiva de República Checa y Letonia-- las propuestas de la Comisión Europea para someter a una revisión médica la Política Agrícola Común (PAC) con el objeto de adaptarla al mercado actual y a los nuevos desafíos del siglo XXI "a la vez que se preserva el modelo de agricultura europea".

No obstante, los Veintisiete reclamaron a Bruselas garantizar "mecanismos de apoyo específicos" para mantener la productividad de regiones agrícolas sensibles dentro de sus territorios nacionales cuando les presente sus propuestas legislativas en firme en el marco de la revisión médica de la PAC.

En este sentido, piden que el Ejecutivo comunitario tenga en cuenta que "las ayudas acopladas" o vinculadas a lo producido "pueden ser relevantes donde la producción es importante en términos económicos o medioambientales". Por ello, reclaman al Ejecutivo comunitario estudios "caso por caso" para identificar "el equilibrio" entre los beneficios y riesgos de extender las ayudas comunitarias a la superficie explotada y no a lo producido propiamente dicho.

Pide a la Comisión analizar "las alternativas" a la extensión del régimen de ayudas desacopladas y celebra la posibilidad de "establecer medidas de apoyo específicas" con el objeto de que los Estados miembros "puedan atajar las necesidades de ciertas regiones y/o sectores de forma flexible y transparente" haciendo uso de sus sobres nacionales.

A juicio del presidente de turno del Consejo de ministros del ramo de la UE, el titular de Agricultura esloveno, Iztok Jarc, los Veintisiete han enviado "una señal clara" al aprobar sus conclusiones para "fijar las directrices para el desarrollo futuro de la Política Agrícola (Común) para el periodo 2009-2013. Aseguró que las propuestas de Bruselas para adaptar la PAC al siglo XXI "no constituyen una nueva reforma" de la misma pero van más allá de "un (mero) ajuste técnico".

"Haremos que la PAC sea más eficiente y adaptará la agricultura a las condiciones del mercado globales nuevas y los nuevos desafíos por delante", aseguró en un comunicado. "Al mismo tiempo, los ajustes nos permitirán preservar el modelo de agricultura europeo y responder a las demandas de los consumidores y de la sociedad", agregó.

Los Estados miembros "podrán mantener o adaptar su modelo de pago único hasta 2013" de forma que puedan "tomar en consideración los sectores particularmente sensibles y las condiciones especiales que atañen a zonas vulnerables en Estados miembros individuales". El Consejo pues respalda la propuesta de la Comisión Europea de permitir que los Estados miembros "mantengan su régimen de pago único" hasta 2013. Sobre la propuesta de Bruselas de reducir la cuantía de las ayudas comunitarias más elevadas a partir de un cierto techo, los Veintisiete dejaron claro que "cualquier reducción sustancial de los pagos más altos puede tener efectos adversos en algunos Estados miembros".

Mientras y en relación a la gestión y tramitación de las ayudas de cuantías muy reducidas, "los Estados miembros puedan a su discreción introducir un nivel mínimo de pagos o requisitos de superficie mínima de tal manera que no afecte a los agricultores genuinos y respetando el principio de subsidiariedad".

CUOTAS.

Por otra parte, los Veintisiete respaldaron el "aterrizaje suave" propuesto por la Comisión para preparar al sector lácteo europeo para el fin del régimen de las cuotas lácteas en la UE, a partir de 2015. De este modo, aducen, se aseguraría una transición sin choques hacia una política más acorde con las necesidades del mercado.

Para que este "aterrizaje suave" sea posible, el Consejo de ministros de Agricultura considera que habría que aumentar "progresivamente" las cuotas para garantizar "una transición tranquila" que dé estabilidad al sector lácteo.

Por ello también, reclaman a Bruselas "recurrir a medidas de gestión del mercado, así como medidas para asistir a zonas especialmente vulnerables donde el fin del sistema de cuotas pondría en peligro la producción de leche en el tiempo", incluidas zonas de montaña.

MECANISMOS DE INTERVENCIÓN.

Por otra parte, los Veintisiete acordaron la necesidad de mantener en la PAC "mecanismos que actúen como una red de seguridad eficaz" con el objeto de garantizar la estabilidad en los sectores agroalimentarios.

Por ello, reclamaron a la Comisión Europea que si modifica los existentes mecanismos de apoyo o intervención a determinados sectores agrícolas, especialmente los aplicados al sector de los cereales, presente "un estudio de impacto detallado para evitar las posibles consecuencias negativas" derivadas de la eliminación de estos mecanismos.

Asimismo, le piden que "analice todas las posibilidades para financiar las adaptaciones" de las explotaciones a los nuevos desafíos del futuro como la lucha contra el cambio climático, la extensión de los biocombustibles, la gestión del agua y la preservación de la biodiversidad, a través también mediante la modulación. Los Veintisiete recalcaron la necesidad de fomentar la innovación como medio para hacer frente a los nuevos desafíos.

La Comisión Europea ha propuesto impulsar el desarrollo rural aumentando el porcentaje de fondos desviado de las ayudas directas a la agricultura al desarrollo rural. Bruselas propone aumentar del 5% pactado en la reforma de 2003 al 13% a la altura de 2013 la tasa de fondos agrícolas transferidos al desarrollo rural.

Los ministros de Agricultura celebraron también la propuesta inicial de Bruselas de eliminar el barbecho obligatorio "al tiempo que se toman pasos para preservar los beneficios medioambientales" del mismo. En relación a los biocombustibles, consideran que "se debería prestar atención a las maneras eficaces para alentar el sector bioenergético en la UE".

REDUCIR LA CARGA ADMINISTRATIVA

Además de apoyar una simplificación del sistema de pago único a los Estados miembros, los Veintisiete reclaman a la Comisión Europea "no aumentar e, incluso, en la medida de lo posible, reducir" la carga administrativa a la que se enfrentan los ganaderos y granjeros a la hora de tramitar las ayudas comunitarias.

Asimismo, celebra la intención de Bruselas de simplificar la condicionalidad, es decir, aquellos criterios del orden medioambiental y de salud y bienestar animal que, entre otros, deben cumplir los Estados miembros para percibir ayudas comunitarias de forma que se eliminen aquellos requisitos "que no tienen relevancia directa para la agricultura sostenible".

Los ministros de Agricultura de la UE se reunirán el próximo mayo de manera informal en Eslovenia para abordar las propuestas legislativas que les remitirá la Comisión Europea el próximo 20 de mayo para revisar en firme el chequeo médico de la PAC. Los Veintisiete debatirán formalmente estas propuestas en mayo y junio, con la idea de que puedan aprobarse antes de finalizar el 2008 y puedan entrar en vigor a principios de 2009.