13 de diciembre de 2019
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 27 de febrero de 2009

    Economía.- (Ampliación) Iberia ganó un 90,2% menos en 2008, por la caída de la demanda y el coste del combustible

    MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El beneficio neto de Iberia cayó un 90,2% en 2008, hasta los 31,9 millones de euros, frente a los 327,6 millones logrados el año anterior, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que atribuyó este descenso a un incremento de los costes del combustible y a un descenso de la demanda.

    Concretamente, los gastos por combustible aumentaron en 521 millones de euros, lo que según la aerolínea, redujo el agregado del resto de los gastos de explotación en 230 millones de euros.

    El resultado de explotación antes de amortizaciones y alquiler de flota (Ebitdar) se situó en los 500 millones de euros, con un retroceso del 46,4% frente al ejercicio anterior. Los ingresos de explotación registraron un retroceso del 1,3% hasta situarse en 5.450 millones de euros.

    Los ingresos de las operaciones de la aerolínea también descendieron un 0,4%, hasta alcanzar los 5.515 millones de euros, debido principalmente a "la creciente debilidad del tráfico aéreo en los mercados y a la apreciación del euro frente al dólar", destacó la compañía.

    No obstante, la aerolínea indicó que las disminuciones registradas en los ingresos de pasaje y 'handling' fueron compensadas en parte por unos ingresos no recurrentes de 65 millones de euros, frente a los 14 millones registrados el año anterior.

    Los ingresos por los servicios de 'handling' se situaron en 275 millones de euros, lo que supone un recorte del 1,8% en este negocio con relación a 2007, debido a una menor actividad con un promedio del 2,2% menos de aviones atendidos.

    La compañía señaló que los descensos de sus ingresos por 'handling' y pasaje fueron compensadas en parte por la positiva evolución de otras partidas y por la contabilización de unos ingresos no recurrentes de 65 millones de euros, frente a los 14 millones registrados en 2007.

    Los ingresos de mantenimiento a terceros alcanzaron los 297 millones, lo que supone un incremento del 8,7% con respecto al año anterior y, como consecuencia, "del mayor volumen de servicios de asistencia técnica", pese a que se vieron afectados por "la depreciación del dólar, que tuvo un efecto negativo de más de cuatro puntos porcentuales".

    En cuanto a los costes, Iberia incrementó un 5,5% sus gastos de explotación, hasta los 5.238 millones de euros. Los gastos operacionales de la compañía aumentaron un 4% respecto a 2007, hasta los 5.535 millones de euros, debido "al fuerte aumento del precio medio del combustible, cuyo impacto fue parcialmente compensado por la reducción de costes derivada de las acciones estratégicas previstas en el Plan Director 2006-2008 y por el efecto positivo de la depreciación del dólar frente al euro".

    CAEN EL RESTO DE GASTOS

    La compañía subrayó que, salvo el gasto por combustible, todas las partidas significativas de los gastos registraron descensos con relación al ejercicio de 2007.

    El gasto por consumo de combustible de Iberia ascendió a 1.666 millones de euros en 2008, lo que se traduce en un aumento del 45,5%. Con esta subida, el coste del carburante alcanzó el 30,1% de los gastos de explotación de la aerolínea.

    Por contra, el gasto por alquiler de flota disminuyó un 10,9% respecto a 2007, situándose en 386 millones de euros. La compañía justificó este descenso de 35 millones como consecuencia de los mejores precios obtenidos, de la bajada de los tipos de interés y de la depreciación del dólar.

    Los gastos de personal recurrentes de Iberia, que representan un 23,9% del total de gastos de explotación, se situaron en 1.320 millones, un 4,4% menos que en 2007, como consecuencia de la reducción de plantilla en el 4,2%. Concretamente, de un 5,1% en la plantilla media del personal de tierra y de un 1,3% en el caso de los colectivos de vuelo (tripulantes, técnicos y tripulantes de cabina).

    La aerolínea destaca que esta reducción fue posible gracias a las bajas voluntarias producidas a lo largo de los dos últimos años, como consecuencia de la implantación de las iniciativas de mejora incluidas en el Plan Director de la aerolínea.

    En cuanto a los datos de tráfico, el grupo Iberia --Iberia y Air Nostrum-- transportó un total de 28,8 millones de pasajeros en 2008, lo que supone un descenso del 12,3% en comparación con los 32,5 millones de viajeros que contabilizó en el ejercicio anterior.

    PREVISIONES

    Con respecto a las previsiones del grupo, Iberia destacó la existencia de algunos riesgos sobre el desarrollo de su negocio debido a la "severa recesión económica", aunque aseguró que la compañía goza de "sólidos fundamentos" para afrontar "los importantes retos del futuro".

    Además del deterioro de la situación económica, la aerolínea destacó como riesgo "importante" la volatilidad de los precios del petróleo y recordó que este factor deterioró en 2008 la rentabilidad del sector.

    Aunque el precio del petróleo retrocedió en los últimos meses, Iberia considera "extremadamente difícil" predecir su evolución en el fururo, motivo por el cual ha desarrollado una "compleja estructura de coberturas de precio del queroseno para los próximos trimestres".

    Iberia advierte además que "tendrá que hacer frente a una presión competitiva creciente en todos los mercados" destacando en especial la ejercida por parte de los trenes de Alta Velocidad (AVE). La compañía reconoció que el AVE Madrid-Barcelona "ha provocado una caída del tráfico aéreo en este corredor" y recuerda que se prevé la apertura en 2009 de nuevas conexiones de AVE que unirán Madrid con Valencia y Bilbao.