7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 25 de junio de 2009

    Economía.- Codere afirma que fue "resistente, pero no inmune", a crisis y adelanta que en 2009 reducirá sus inversiones

    MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente y consejero delegado de Codere, José Antonio Martínez Sampedro, afirmó hoy que la compañía se mostró en 2008 "resistente, pero no inmune, a las depresiones económicas y a sus secuelas", y anticipó que el año 2009 "tampoco se presenta fácil" y que se reducirán "aún más" las inversiones.

    "Vamos a reducir aún más nuestras inversiones, para que si las condiciones del mercado de crédito lo hiciesen aconsejable, podamos autofinanciarlas en su integridad. Reduciremos también nuestros gastos corporativos, para acomodarnos a un entorno que exige dar prioridad a la consolidación de lo existente, mejorando su eficiencia y productividad", indicó en su discurso en la Junta General y Extraordinaria de Accionistas celebrada hoy.

    En el ejercicio 2008, Codere redujo las inversiones casi un 60%, hasta los 141 millones de euros, que pudieron ser atendidas casi en su totalidad con los fondos generados por el negocio, permitiendo de esta manera que siguieran creciendo los dos indicadores principales de actividad: Máquinas Recreativas, con un incremento del 11%, hasta las 54.818 unidades, y Salas de Bingo, con un incremento del 7%, hasta 137 Salas.

    Además, Martínez Sampedro subrayó que "estos tiempos piden esfuerzo e imaginación para superar las dificultades y para mejorar", y destacó que se tratan de "un nuevo desafío para la capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias".

    El presidente de Codere hizo balance de la actividad de la compañía durante el 2008 en su discurso, destacando que se trató de "un año complicado en el que se ha visto cómo las turbulencias financieras desembocaban en una recesión global con especial incidencia en algunos países, entre los que desafortunadamente hay que incluir a España".

    A pesar de ello, Martínez Sampedro destacó que la compañía presentó unos resultados "dignos, si se tienen en cuenta las circunstancias". "Pero evidentemente no podemos considerarlos satisfactorios", añadió.

    En el ejercicio 2008, los ingresos totales de Codere crecieron un 20%, hasta situarse en 1.054 millones de euros, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 235 millones de euros, lo que representa una mejora del 17%.

    Sin embargo, el grupo contabilizó de nuevo pérdidas, esta vez por 11 millones de euros, como consecuencia de las provisiones extraordinarias que por importe de 42 millones de euros debió imputar a Bingos Italia y a las operaciones en pérdidas que cesaron su actividad durante este año.

    Además, la Junta de Accionistas aprobó los acuerdos propuestos por el consejo de administración y, en particular, las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2008, la gestión del consejo y la designación como nuevo auditor de la Compañía de PriceWaterhouseCoopers.

    Asimismo, se procedió a la reelección de todos los consejeros y se autorizó la adquisición de acciones propias, directamente o a través de sociedades del grupo.