20 de noviembre de 2019
29 de julio de 2009

Economía/Comercio.- CE somete a consulta pública la revisión de las normas de competencia aplicables a la distribución

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea someterá a consulta pública su propuesta de revisión del Reglamento de exención por categorías y de las Directrices sobre acuerdos de suministro y distribución (restricciones verticales) aplicables al sector de la distribución, informó hoy la Comisión.

Ante la expiración de la actual reglamentación en mayo de 2010, la Comisión considera que las normas funcionan bien en general y que no deben ser modificadas fundamentalmente. Las principales sugerencias de modificaciones pretenden tener en cuenta la reciente evolución del mercado, en particular el aumento del poder de compra de los grandes minoristas y la evolución de las ventas en línea a través de internet.

La Comisión invitó a los interesados a formular sus observaciones antes del 28 de septiembre de 2009, al tiempo que recordó que la consulta abarca todas las cuestiones abordadas por el Reglamento y las Directrices, pero que la Comisión tiene especial interés en comentarios sobre el funcionamiento general de las normas actuales, la medida en que la evolución reciente del mercado debería influir en el Reglamento y el enfoque propuesto por la Comisión sobre el poder de mercado de los compradores y las restricciones a la venta en línea.

La Comisaria de Competencia, Neelie Kroes, señaló que una distribución competitiva y eficiente "es esencial" para el bienestar de los consumidores y para la economía europea, y aseguró que la revisióin de la normativa tiene por objetivo garantizar que la evaluación de los acuerdos de suministro y distribución tenga en cuenta la evolución reciente del mercado.

Según la propia Comisión, dos novedades importantes han marcado los diez años transcurridos desde la entrada en vigor de las normas actuales, por un lado el incremento del poder de mercado de los grandes distribuidores y por otro las ventas por internet.

En cuanto a este segundo aspecto, la institución sostuvo que existe la necesidad de proteger las posibilidades de compra transfronterizas, así como limitar o impedir que los distribuidores se aprovechen deslealmente de las actividades de comercialización y promoción de la marca.