25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 13 de junio de 2010

    Economía.- El Congreso vota el martes poner límites a los sueldos de los altos ejecutivos de las empresas españolas

    MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Pleno del Congreso de los Diputados debatirá el martes una moción de ERC con la que la formación republicana pretende instar al Gobierno a regular la política retributiva de los altos ejecutivos de las empresas españolas, así como elevar la "presión fiscal" sobre la banca y las compañías de sectores regulados, como el de la energía y las telecomunicaciones.

    El texto de la iniciativa, al que tuvo acceso Europa Press, plantea que sea la Comisión del Mercado de Valores, a través de un nuevo Comité de Supervisión de Retribuciones, el que se encargue de esta función, que se extendería tanto a las empresas cotizadas como a las reguladas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y el Banco de España.

    Este órgano tendría potestad sancionador para evitar las posibles "distorsiones" que se produzcan si el sistema de remuneraciones conlleva la asunción de riesgos "excesivos" y por tanto "incompatibles con una gestión empresarial "sana y eficaz a largo plazo". Este régimen se implantaría también en todas las entidades que, voluntariamente o no, reciban ayudas del Fondo de reestructuración Ordenada Bancaria.

    TASA BANCARIA Y REBAJA DE COMISIONES

    ERC quiere cambiar la ley para elevar la "presión fiscal" sobre los sectores regulados, sin que se traduzca en un aumento de los precios a sus clientes. En el caso de la banca, plantea en concreto crear una tasa bancaria que permita constituir un "Fondo de Reserva" para afrontar con más garantías futuras crisis del sistema financiero.

    Por otro lado, plantea actuar sobre la transparencia en el régimen de contraprestaciones de servicios bancarios que impida que las entidades "impongan dificultades o penalizaciones injustificadas y abusivas" a los clientes que rescindan su relación con ellas, facilitando de paso una rebaja del importe de las comisiones hasta situarlas en la media europea.

    Además propone establecer "normativamente" un coeficiente de crédito para las entidades , calculado en función de los depósitos disponibles y los créditos concedidos y que complemente a los de reservas y de solvencia.