23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 25 de mayo de 2008

    Economía/Consumo.- El sector del tabaco goza de buena de salud y el consumo de marcas baratas no crece pese a la crisis

    La cuota de mercado de las marcas de menos de 2,30 euros se mantuvo estable en el último año, con un 16,95%

    MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El sector del tabaco se mantiene ajeno a la desaceleración del consumo como consecuencia de la actual coyuntura económica y los fumadores siguen siendo fieles a sus marcas habituales, lo que no se ha traducido en un trasvase hacia las denominadas categorías baratas, cuyo consumo ha permanecido estable en el último año, con una cuota de mercado del 16,95%.

    Las marcas baratas, con un precio igual o inferior a los 2,30 euros, no han salido beneficiadas de la crisis económica del mismo modo que lo han hecho las 'marcas blancas' en el sector de la distribución.

    "En las guerras se fuma más", señalaron a Europa Press en fuentes del sector, que destacaron la fidelidad de los fumadores a sus marcas, ya sean caras o baratas, en épocas de crisis, por lo que además las tabaqueras se convierten en un valor refugio.

    "Existe poco riesgo de trasvase hacia marcas baratas, sería una mala noticia para el sector", sentenciaron las mismas fuentes, que descartaron en este sentido que se vuelva a producir una situación como la de 2006, cuando proliferaron las marcas baratas como consecuencia de la guerra de precios, hasta alcanzar una cuota de mercado del 43,62% en febrero de ese año.

    Esta situación provocó que el Ejecutivo fijara en 70 euros por cada 1.000 cigarrillos el impuesto mínimo, frente a los 55 euros anteriores, para limitar la competencia de este tipo de marcas. "Difícilmente el Gobierno adoptará ahora una decisión similar a la que tomó en febrero de 2006 sin estar justificada", señalaron.

    De esta forma, al cierre de marzo de 2008, la cuota de mercado de la categoría inferior se mantenía estable en un 16,95%, frente al 37,13% de la franja de precios más demandada --entre 2,30 y 2,50 euros--, o el 19,5% de la categoría 'premium', que cuesta más de 2,70 euros. Por su parte, las marcas de categoría media --entre 2,50 y 2,70 euros-- sumaron una cuota del 16,39% y el tabaco negro, un 10,03%.

    Según explicaron las mismas fuentes, a pesar del enfriamiento general del consumo, el tabaco sigue formando parte de la cesta de la compra, tras prohibirse su venta en las gasolineras y quioscos, entre otros canales, y los fumadores no olvidan pasar por el estanco dentro de su habitual circuito comercial para adquirir cartones en lugar de cajetillas, más ligadas a las máquinas expendedoras.

    SE MANTIENE EL CONSUMO, AUNQUE EL PRECIO CRECE UN 4% DESDE ENERO.

    A pesar de que los precios medios de las cajetillas se incrementaron un 4% desde enero, el consumo permaneció estable esquivando la crisis económica.

    De este modo, el sector cerró el primer trimestre del año con una facturación, a precios de venta al público, de 2.806,78 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,75% respecto al mismo periodo del año anterior.

    Según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos, del total de las ventas, la mayor parte, un 94,8%, corresponde a cajetillas de cigarrillos, mientras que el resto se reparte entre cigarros (3,43%), picadura de liar (1,71%) y picadura de pipa (0,06%).

    La venta de cajetillas de cigarrillos se incrementó un 5,07% entre enero y marzo de 2008, hasta superar los 1.034,39 millones de unidades. En el mismo periodo, la picadura de liar se elevó un 22,31%, hasta 15,42 millones de bolsas o latas; la picadura de pipa, un 14,41%, hasta 616.000 bolsas o latas; y los cigarros, un 10,51%, hasta 250,62 millones de unidades.