19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 15 de febrero de 2009

    Economía.- Corbacho cree que el diálogo social "puede verse afectado" si la patronal insiste en abaratar el despido

    Descarta la deflación y afirma que la bajada del IPC "puede tener incluso un efecto positivo" ya que puede animar a un mayor consumo

    JAÉN, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, consideró hoy que si la patronal sigue insistiendo en el abaratamiento de los costes del despido "puede afectar al diálogo social", por lo que realizó una "llamada a la responsabilidad".

    A preguntas de los periodistas en Jaén, Corbacho afirmó que en un momento en que se está destruyendo empleo, con una media de casi 200.000 puestos de trabajo al mes, "no hay que incentivar las medidas del despido, sino en todo caso las de la contratación".

    Además, negó que el mercado laboral del país sea rígido tal como pone de manifiesto, según dijo, que de los 16 millones de contratos que se hacen en España en un año más de 14 millones son temporales. "Por tanto, existe una temporalidad muy alta, lo que desmiente que el mercado sea muy rígido. Si tan rígido fuera no se habría destruido un millón de puestos en tan poco tiempo", aseguró.

    Igualmente, indicó que "no es cierto que si a un empresario se le dice que contrate a alguien porque lo podrá despedir con menos días de indemnización vaya a aumentar el empleo, puesto que una de las cosas que está repercutiendo en este tema es la contracción del consumo y el ajuste de la producción".

    En cualquier caso, pidió a la patronal una "reflexión más serena, más tranquila y de largo recorrido". "Todos tenemos que reflexionar sobre este mercado dual que tenemos en España, en el que un 30 por ciento es muy precario, para ver cómo lo podemos a la larga dotar de medidas para que deje de ser precario y pueda ser más seguro", apuntó el ministro, quien dijo esperar que los empresarios "contribuyan a hacer posible que todas esas medidas se hagan con espíritu constructivo en el diálogo social".

    Por otro lado, Corbacho se refirió a la contracción del consumo y apuntó que la posibilidad de que "lleve a la deflación no se dará". "Los analistas y también el Ministerio de Economía ponen de manifiesto que la bajada de la inflación tiene mucho que ver con la bajada del precio del petróleo, pero no así con el precio de la mayoría de los productos de nuestra vida cotidiana", señaló.

    Asimismo, hizo hincapié en que la bajada del IPC "puede tener incluso un efecto positivo", ya que puede animar a un mayor consumo y, además, en el caso de España, puede contribuir a eliminar el diferencial histórico con respecto a la zona euro. "Siempre estábamos un punto o un punto y algo por encima y eso restaba competitividad a la economía española".

    Por último, el ministro dijo que "puede ser que estos ajustes que están dando como resultados que España está ahora por debajo de la zona euro y quizá cuando se empiece a estabilizar igual hemos corregido también ese diferencial que históricamente había sido negativo", apostilló.