17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    Economía.- Directivos de Bankinter piden a los empleados que sindiquen su 4,7% ante la amenaza de Crédit Agricole

    MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Tres altos directivos de Bankinter han propuesto a los trabajadores del banco que poseen acciones, el 76% de los empleados, que sindiquen su voto de cara a la próxima junta general de accionistas, informaron a Europa Press en fuentes cercanas al banco.

    El objetivo sería contar con una postura común de cara a emitir un voto tanto en la junta general de accionistas, prevista para abril, como en los asuntos que así lo requieran y otorgar mayor peso a sus opiniones.

    En concreto, directivos cercanos al consejero delegado, Jaime Echegoyen, han enviado un correo electrónico a estos trabajadores solicitando la delegación del voto de forma totalmente voluntaria, un movimiento que se produce tras la irrupción no pactada de Crédit Agricole en su accionariado.

    El peso de los trabajadores de Bankinter se incrementó después de que el banco realizara una conversión anticipada de dos programas de obligaciones convertibles que repartió entre sus empleados a través de una ampliación de capital realizada el 10 de enero. Hasta el momento de la ampliación, los trabajadores poseían un 2,61% del capital social del banco, es decir, un total de 10,37 millones de acciones.

    En este momento, los directivos y trabajadores de Bankinter controlan en conjunto un 4,69% del capital de la entidad, un porcentaje que se torna clave teniendo en cuenta la nueva configuración del accionariado del banco tras la autorización por parte del Banco de España a la entidad gala para aumentar su participación en Bankinter hasta el 29,99%.

    El organismo supervisor también autorizó al banco francés a concluir el acuerdo alcanzado con el inversor Ramchand Bhavnani para adquirir su participación del 14,66% en Bankinter, a la que se suma otro 4,75% adquirido en el mercado durante los últimos meses, con lo que pasa a controlar el 19,41% y ya es el primer accionista.

    A pesar de que la presencia que tenía el empresario indio en el banco era del 14,9%, se ha rebajado en algunas décimas como consecuencia de la ampliación de capital superior al 2% que efectuó el banco.

    En el caso de que el Banco de España autorice al segundo accionista del Banco, Jaime Botín (16,309%), a alcanzar el mismo porcentaje que Crédit, el mercado especula con una posible 'guerra de accionistas'.

    En esta hipótesis cobrarían importancia otros accionistas, como la familia Masaveu (5,251%), o Caja Madrid, que controla 4,78% y, aunque su presidente, Miguel Blesa, manifestó que "no se posicionará" a favor de nadie, lo cierto es que, de hacerlo, podría inclinar la balanza en una dirección u otra. En el mismo caso se encuentra Société Générale, que posee una participación inferior al 3%.

    Por ello, la dirección del banco estaría intentando recabar el apoyo de los empleados y directivos de la entidad, de cara a una hipotética 'guerra accionarial'.

    COMFIA-CCOO TAMBIÉN PIDE LA DELEGACIÓN DE VOTO.

    A esta propuesta de la dirección se une la realizada previamente por COMFIA-CCOO, que ha iniciado una campaña para solicitar la delegación del voto de los empleados que tienen acciones del banco "con el objetivo de intervenir en la próxima junta de accionistas e intentar despejar las cuestiones que puedan afectar al futuro de los trabajadores de la entidad", según informa el sindicato.

    COMFIA-CCOO, quien cuenta con el 92,53% de la representación sindical en el banco, alega que los movimientos en el accionariado han generado un "clima de incrertidumbre" entre la plantilla debido a los rumores sobre posibles cambios en la configuración accionarial del banco y la entrada de Crédit Agricole, que "ha contribuido a alimentar esos rumores".