19 de noviembre de 2019
22 de septiembre de 2008

Economía/Empresas.- Los 2.500 empleados de Altadis en España, llamados a parar mañana contra los despidos de Imperial

El comité de empresa de las oficinas centrales inicia un encierro en Madrid, que se prolongará hasta coincidir con la huelga

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los 2.500 trabajadores que aproximadamente suma Altadis en España están convocados a participar mañana martes en un paro de 24 horas para manifestar su rechazo al recorte de empleos planteado por Imperial Tobacco tras adquirir la tabaquera hispano-gala.

La protesta, convocada por el Comité Europeo del Grupo Altadis, se suma a la que celebraron el pasado 10 de septiembre los empleados de la compañía en Francia.

La Federación Agroalimentaria de CC.OO recordó en un comunicado que, en las diferentes reuniones con el grupo británico, los sindicatos se han mostrado "radicalmente en contra de una reestructuración que implica la destrucción de numerosos puestos de trabajo", concretamente 830 en España.

Además, las organizaciones sindicales han propuesto alternativas y han reclamado más tiempo para reducir el impacto negativo del plan, "sin que hasta el momento Imperial Tobacco haya mostrado disposición negociadora".

"Pedimos que el impacto sea lo menos traumático posible", comentó a Europa Press un portavoz de UGT, quien destacó que Imperial Tobacco, una vez integrada la tabaquera hispano-francesa, se ha convertido en el cuarto grupo tabaquero del mundo y el primero de España, por lo que los empleados no pueden "permitir una pérdida de trabajo sin tener una compensación razonable o razonada".

Las mismas fuentes señalaron que aún no se han iniciado las negociaciones con la dirección de la compañía británica e incidieron en que, una vez comiencen, probablemente se convoquen "más medidas de presión".

ENCIERRO EN MADRID Y MANIFESTACIÓN EN ALICANTE.

El comité de empresa de las oficinas centrales de Altadis, donde, según las fuentes, el recorte de empleo afecta al 50% de la plantilla, inició esta tarde en la empresa un encierro que se prolongará hasta coincidir con la huelga.

En Alicante, donde Imperial Tabacco pretende cerrar la fábrica de cigarrillos negros, los trabajadores ya realizaron la noche del pasado jueves otro encierro en las instalaciones de la factoría, en tanto que pretenden aprovechar el paro de mañana para llevar a cabo una manifestación por la ciudad.

La reestructuración anunciada por el grupo británico afectará en total a unos 2.440 trabajadores europeos de los más de 40.000 que la empresa tabaquera emplea en todo el mundo. En España, el recorte afecta a 830 trabajadores de una plantilla total de alrededor de 6.700 empleados, incluidos los de Logista, que "en principio" no se ve afectada, según los sindicatos.