29 de marzo de 2020
11 de junio de 2008

Economía/Empresas.-Adecco señala el compromiso de la alta dirección para hacer efectiva la igualdad de hombres y mujeres

SEVILLA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los expertos participantes hoy en el foro de Adecco y APD Zona Sur'Implantación efectiva de los plantes de igualdad en la empresa: Ventajas competitivas' coincidieron en señalar el compromiso de la alta dirección como principal palanca de desarrollo para hacerefectiva la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el ámbito empresarial.

En un comunicado, Adecco señaló que 140 directivos asistieron al encuentro celebrado en Sevilla, en el que los responsables derecursos humanos de empresas como PSA Peugeot-Citroën, Grupo SOS-Cuétara, ONCE y La Caixa destacaron la importancia de que la igualdad sea entendida desde la cúpula directiva como vía para la obtención de beneficios tangibles para el negocio.

La Jefe de Servicio de Proyectos e Iniciativas Emprendedoras de la Dirección General de Fomento e Igualdad en el Empleo, María José Cabanillas, inauguró la jornada haciendo hincapié en que "aún queda un largo camino por recorrer para conseguir que la igualdad de género y la incorporación de la mujer al mundo laboral deje de ser un hecho potencial y pase a ser una realidad".

Por ello, Cabanillas resaltó que "uno de los objetivos prioritarios de esta legislatura es el incremento de la tasa de ocupación de las mujeres en Andalucía y el fomento de las políticas de igualdad y de las medidas de conciliación en el mundo empresarial para favorecer el desarrollo de los planes de igualdad".

En definitiva, la Jefe de Servicio de Proyectos e Iniciativas Emprendedoras, defendió la gestión de la Igualdad, no solo como una responsabilidad, sino como un factor estratégico y de mejoras de la competitividad de las empresas", asimismo, se comprometió a "colaborar con el sector empresarial para hacer extensivos estos planes a todas las empresas, con la ayuda de la nueva Dirección de Fomento e Igualdad en el Empleo creada recientemente por el Gobierno andaluz".

En la misma línea, los expertos asistentes coincidieron en que la igualdad puede funcionar, en su contribución al logro de la excelencia empresarial, como motor para la mejora de la productividad, el desarrollo de la capacidad para atraer y retener talento, el nivel en la calidad de servicio o el fortalecimiento de la imagen de marca.

En este sentido, abogaron por la asimilación de la igualdadcomo parte de la cultura corporativa para aprovechar su sentido de oportunidad y nunca entenderla como una amenaza o una obligación derivada del cumplimiento de la ley.

En relación con la actual normativa, vigente desde hace un año, el socio de Garrigues y Catedrático de Derecho del Trabajo, Federico Durán, afirmó que se trata de una ley "enormemente compleja y difícil de aplicar para las empresas". Durán insistió en la necesidad de que las empresas distingan entre desigualdad y discriminación a la hora de abordar las medidas que puedan hacer que la igualdad de trato y oportunidades sea posible.

Aunque calificó la norma como "relativamente innovadora", este experto entiende que el texto establece algunos conceptos difusos, como la prohibición de "discriminaciones indirectas" que pueden dar lugar a "situaciones de inseguridad jurídica" para el empresario.

Además, en el la jornada se presentó el estudio 'Primer Monitor Español de Igualdad Laboral (MEIL)' que evalúa las prácticas de igualdad en España y los avances que éstas representan para la situación de la mujer en el ámbito laboral.

El informe presenta que la situación actual muestra una tendencia a reducir las diferencia entre hombres y mujeres, pero siguen existiendo. Según el INE, la tasa de actividad de las mujeres españolas creció en torno a un diez por ciento entre 2002 y 2005 y su distancia con respecto a la tasa masculina es superior a los 20 puntos.

En este mismo sentido, el nivel de los puestos de trabajo sigue siendo inferior ya que, actualmente, el porcentaje de mujeres es de un cinco por ciento en los consejos de administración, un ocho por ciento en la alta dirección y un 17 por ciento en cuadros directivos en general, participación que aumenta en los mandos medios (31%), y que es dominante en el nivel jerárquico más bajo (67%).

Indica que la mujer no está presente de manera habitual en los centros de toma de decisiones. Además esto coloca a España como uno de los países europeos con menor participación de la mujer en lospuestos directivos.

En cuanto a las políticas de igualdad, las empresas españolas se encuentran en un camino sólido en favor hacia la representaciónigualitaria en la empresa, y aunque el grado de implantación de políticas de igualdad difiera considerablemente según la empresa, todos los expertos coincidieron en ver un futuro alentador en elque la mujer tendrá una presencia clara en todos los niveles de la empresa incluidos los de la toma de decisiones.

Respecto a la formación, el promedio de horas de formación recibidas por las mujeres es similar a su peso en el mercado de trabajo (un 40%). De este modo, en las empresas que han participado en el estudio se podría hablar de una total "igualdad en la formación", lo que posibilita un desarrollo igualitario de una carrera profesional.