30 de marzo de 2020
12 de noviembre de 2014

Economía/Empresas.- AECA denuncia que el retraso en la interpretación de un reglamento europeo paraliza 60 helicópteros

En consecuencia, el 28 de octubre el servicio de emergencias quedó inoperativo

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Compañías Aéreas y Helicópteros (AECA & Helicópteros) asegura que la interpretación del reglamento europeo 965/2012, que establece los requisitos técnicos y procedimientos administrativos en relación con las operaciones aéreas, por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha supuesto la paralización de más de 60 helicópteros, ha informado la asociación a través de un comunicado.

El reglamento europeo, que obliga a las compañías de helicópteros a reformar los manuales para poder mantener su Certificado de Operador Aéreo (AOC), entró en vigor en 2012, pero España decidió aplicar la moratoria de dos años, que venció el pasado 28 de octubre. Según informa la asociación por medio del comunicado, las compañías afectadas entregaron sus manuales y en junio de este año, según solicitud de la AESA, se inició el proceso de inspecciones manuales.

"Desde entonces y hasta el pasado 22 de octubre, se han ido modificando los manuales con los requisitos establecidos", pero se llegó al 24 de octubre "sin tener resuelto las discrepancias que no permitían obtener el AOC", indica la asociación por medio del comunicado.

En consecuencia, denuncia AECA & Helicópteros, a 28 de octubre no se había concedido ningún AOC a compañías de helicópteros, y entre ese día y el siguiente se concedieron tres a compañías que operan con servicio HEMS (Helicópteros de Emergencias Médicas Sanitarias). La asociación denuncia que el día 28 de octubre "el servicio de emergencias en territorio nacional quedó inoperativo".

En esta situación, tampoco se autoriza el uso de helicópteros de un solo motor, que representan más del 70% de la flota nacional. "Esta situación es insostenible", ha afirmado el secretario general de AECA & Helicópteros, Dámaso Castejón. "La sociedad no tiene por qué pagar los platos rotos de una ineficaz gestión administrativa", ha añadido.