4 de junio de 2020
23 de julio de 2008

Economía/Empresas.- Afectados de Martinsa en Móstoles solicitan reunirse con el Ayuntamiento para buscar apoyo

MÓSTOLES (MADRID), 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Medio centenar de afectados por la suspensión de pagos de Martinsa se reunieron anoche en Móstoles para estudiar la situación en que quedan sus promociones tras el declive económico de la empresa y dar los primeros pasos para nombrar a un representante legal que les defienda en el concurso de acreedores.

En la reunión, los afectados acordaron solicitar un encuentro con el alcalde de Móstoles, Esteban Parro, y el concejal de Urbanismo, Alberto Rodríguez de Rivera, para solicitar información.

Según los afectados, otros ayuntamientos de la región, como el de Getafe o el de Alcalá de Henares, donde Martinsa también tiene promociones de viviendas, se han reunido ya con los futuros vecinos para estudiar la situación y ver qué posibilidades existen. Es más, el alcalde de Getafe ha anunciado que si Martinsa no construye sus viviendas en el desarrollo de Los Molinos, readjudicarán las parcelas a otras compañías.

No obstante, en el caso de Móstoles, los vecinos que forman parte de la promoción del futuro PAU-4 no han recibido respuesta alguna del Consistorio en la última semana a pesar de sus reiteradas consultas al Instituto Municipal de la Vivienda. Por eso, los afectados pedirán el jueves por registro el encuentro con los ediles municipales.

Además, los propietarios de las viviendas afectadas acordaron seguir llevando a cabo los pagos mensuales a Martinsa, ya que de lo contrario corren el riesgo de perder sus pisos por incumplimiento del contrato. En cualquier caso, están consultando qué asociación de consumidores puede ayudarles a defender sus derechos y, en el peor de los casos, a recuperar su dinero.

Una de las afectadas, Tamara, explicó a Europa Press que la suspensión de pagos de Martinsa "era la crónica de una muerte anunciada" y señaló que ya el pasado mes de marzo "empezó a correr el rumor de que las cosas no iban bien económicamente en la empresa". Por eso, algunos de los futuros vecinos aseguraron no entender por qué sólo unos días antes de la suspensión de pagos, Martinsa firmó nuevos contratos de venta en el desarrollo urbanístico de Móstoles Sur.