12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 28 de julio de 2010

    Economía/Empresas.- (Amp) Telefónica confirma un principio de acuerdo con Portugal Telecom para comprar Vivo

    El importe de la operación ascendería a 7.500 millones de euros, 350 millones más que la última oferta, según la prensa lusa

    MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Telefónica confirmó hoy que ha alcanzado un principio de acuerdo con Portugal Telecom (PT) para hacerse con el control de la operadora brasileña Vivo, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    El acuerdo será sometido a la aprobación de los consejos de administración de los dos grupos, que está previsto que se celebren en la jornada de hoy.

    En virtud del acuerdo, Telefónica (directamente o a través de otra sociedad del grupo) comprará a la firma portuguesa el 50% del capital de Brasilcel que aún no controla. Esta empresa es propietaria a su vez del 60% de Vivo y hasta ahora está participada al 50% por la compañía que preside César Alierta y su socio luso.

    La operación finalmente se ha cerrado por unos 7.500 millones de euros, importe que supera en 350 millones de euros la última oferta de la multinacional española, según publica el periódico portugués 'Económico'.

    De acuerdo con este rotativo, PT empleará parte de esta cifra en la compra de un 23% del también operador brasileño Oi. En concreto, se espera que el consejo de la compañía lusa de 'luz verde' a un 'memorando de entendimiento' que prevé la compra de una posición equivalente el 23% de los derechos económicos de Oi por 3.750 millones de euros.

    De esta forma, PT lograría una solución con la que satisfacer a los accionistas de la compañía, que respaldaron mayoritariamente la venta de Vivo a Telefónica, y al Gobierno de José Sócrates, que ha expresado su deseo de que el grupo luso permanezca en Brasil.

    Con anterioridad a este acuerdo, el Estado portugués frenó mediante el uso de la 'acción de oro' que ostenta en PT la compra de Vivo por Telefónica al considerar que el operador brasileño es "estratégico" para la compañía lusa y para el interés nacional.

    El Tribunal de Justicia de la UE (TdJ) consideró el pasado 8 de julio que el empleo de estos privilegios del Estado luso en PT constituye una restricción no justificada a la libre circulación de capitales.