2 de junio de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- (Ampliación) British Airways y Qantas rompen negociaciones al no alcanzar un acuerdo para la fusión

British Airways no estaba de acuerdo con la pretensión de Qantas de superar el 50% de la compañía resultante

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

British Airways y Qantas no han sido capaces de llegar a un acuerdo sobre los principales términos para una fusión entre ambas compañías, por lo que han anunciado que rompen sus negociaciones, informó hoy la aerolínea británica al supervisor londinense.

"Las conversaciones han terminado", indicó British Airways que precisó que, "a pesar de los posibles beneficios a largo plazo" para ambas compañías, no han sido capaces de llegar a un acuerdo "sobre los principales términos de la fusión".

Un portavoz de la aerolínea británica explicó hoy a Europa Press que el motivo de la ruptura es que British Airways considera que "no es el momento oportuno" para realizar la operación.

Asimismo, el citado portavoz subrayó que British Airways no está de acuerdo con la pretensión de Qantas de superar el 50% de la compañía resultante. En este sentido, explicó que "British Airways ha sido muy clara y consistente desde el minuto uno" de la negociación indicando que quería "una fusión entre iguales".

Pese a ello, British Airways y Qantas "continuarán trabajando juntas" en su negocio entre el Reino Unido y Australia y como parte de la alianza Oneworld, indicaron ambas compañías en sendos comunicados a sus respectivos supervisores.

UN FRACASO ANUNCIADO.

El director general de Qantas, Alan Joyce, ya anticipó la semana pasada que no había "ninguna garantía" de que la operación llegara a su fin debido a "obstáculos significativos que vencer" como "la ecuación de canje, el fondo de pensiones de BA y la perspectiva económica".

Uno de los principales problemas para que prosperara la operación era que British Airways habría tenido que escoger entre fusionarse con Iberia o con la australiana, aunque la aerolínea británica había indicado que se trataba de dos negociaciones independientes a pesar de que indicó que las dos fusiones no eran "sustitutivas" y de que las aerolíneas son "complementarias" en rutas.

Las actuales negociaciones entre British e Iberia comenzaron el pasado mes de julio, cuando la aerolínea española dejó de lado posibles acercamientos a Lufthansa y Air France-KLM para centrarse en las negociaciones con BA, su socio comercial y compañero de la alianza Oneworld.

Uno de los escollos es el fondo de pensiones que la aerolínea británica firmó con los pilotos y que suponía una aportación directa de 800 millones de libras (1.210 millones de euros) para sanear dicho fondo, que acumulaba entonces un déficit de 2.100 millones de libras (3.100 millones de euros). El acuerdo incluía una aportación adicional de 150 millones de libras en los siguientes tres años, dependiendo de los resultados financieros de la aerolínea.

Iberia ha acumulado una participación del 9,9% en BA en los últimos meses como parte de las negociaciones, mientras que BA ostenta un 13,2% en el capital de la aerolínea española.