4 de diciembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Economía/Empresas.- (Ampliación) FCC y ACS se adjudican el nuevo hospital de Mallorca por 635,07 millones

PALMA DE MALLORCA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consorcio integrado por Dragados (ACS), FCC, Melchor Mascaró y Llabrés Feliu ha resultado adjudicatario de la construcción del nuevo hospital de Son Espases de Palma de Mallorca, por un importe de 635,07 millones de euros.

La oferta de estas empresas fue la elegida por la mesa de contratación del Govern Balear tras obtener mayor puntuación que la presentada por OHL, según anunció hoy la consellera de Salud y Consumo, Aina Castillo.

En concreto, el consorcio de ACS y FCC finalmente obtuvo 75,93 puntos, frente a los 73,68 de la oferta del grupo que controla y presiden Juan Miguel Villar Mir.

Castillo recordó en rueda de prensa que el hospital supondrá la edificación de 162.000 metros cuadrados, la incorporación de un helipuerto conectado a la puerta de urgencias, más de 30 consultas y gabinetes, y una mayor cantidad de espacio dedicado a la investigación.

Además añadió que el hecho de que un 57% de las habitaciones vayan a ser individuales dará confortabilidad a los pacientes, tal y como pretende el plan de humanización de la sanidad impulsado por la Conselleria.

Asimismo, la consellera subrayó que se trata de la primera ocasión que Baleares recurre a un sistema de concesión público-privado para un proyecto similar y que, por ello y por la circunstancia del empate ocurrido entre las propuesta de Dragados y FCC y la de OHL, el Govern optó por remitir el concurso al Consell Consultiu, que, tras dar fe de que se ajustaba a la legalidad, recomendó pedir un informe a colegios profesionales.

En este sentido, Castillo aseguró estar "tranquila" porque, según dijo, la adjudicación "no ha podido ser más transparente" y "queda disipada cualquier duda sobre la objetividad del concurso".

COMIENZO DE LAS OBRAS EN ENERO.

Según adelantó, a partir de ahora existen dos días hábiles para presentar alegaciones por parte de las empresas concursantes a las cuales se responderán, si las hubiera. A partir de ahí, se realizará formalmente la adjudicación y se iniciarán los trámites administrativos para que puedan comenzar las obras en enero.

Castillo recordó que el plazo de 30 meses que tiene la UTE ganadora -hasta julio de 2009- para construir el hospital y entregarlo completamente equipado es inamovible, ya que, de lo contrario sería penalizada económicamente, tal y como prevé el pliego de condiciones del concurso. Además, recordó que el Govern no empezará a pagar hasta que el proyecto esté concluido y entregado.