1 de junio de 2020
17 de marzo de 2008

Economía/Empresas.- BIG, Banif y Banco Invest comprarán a Globalia el 50% de Groundforce

LISBOA, 17 Mar. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El Banco de Inversión Global (BIG), el Banif y el Banco Invest están interesados en comprar a Globalia el 50,1% de su participación en la empresa de 'handling' Groundforce, según informa hoy 'Diario Económico', que asegura que representantes de las entidades se reúnen hoy con los del grupo español para cerrar el negocio, que está valorado en 30 millones de euros.

El rotativo indica que se quedó fuera la propuesta presentada por el consorcio constituido por el Banco Espírito Santo (BES) y el Millennium Banco Comercial Portugués (BCP), a través de sus empresas de capital de riesgo. Estos sólo estaban interesados en quedarse con el parqueamiento de las acciones si la operación incluyese un mandato para la venta de la posición.

Sin embargo, la aerolínea lusa TAP, que controla el otro 50% de Groundforce, prefirió optar por el BIG, que ya había sido su aliado en White y en la compra de Portugalia, el Banif y el Banco Invest (antiguo Banco Alves Ribeiro).

La decisión de recurrir a instituciones financieras para resolver la venta de la participación de Globalia fue "la forma más eficaz que TAP encontró" ya que de esta forma la compañía "tendrá poder de decisión en la gestión de la empresa, ya que el interés de los bancos en la operación es desde la perspectiva del negocio" y además como las hasta ahora socias TAP y Globalia querían acabar con la situación lo antes posible "un socio financiero es más rápido de encontrar que uno empresarial", señala el rotativo.

La conclusión de este negocio, valorado en 30 millones de euros, acaba con los problemas que desde hace más de un año tienen TAP y Globalia en la gestión de la empresa de asistencia en tierra. Cada una tenía una visión diferente para el futuro de Groundforce. Mientras la aerolínea portuguesa quería apostar en la mejora de la calidad del servicio, la empresa española apostaba por la internacionalización.