17 de junio de 2019
2 de agosto de 2010

Economía/Empresas.- British Airways y el sindicato Unite retoman las negociaciones para resolver el conflicto de los TCP

Walsh advierte de la posibilidad de nuevas protestas en un futuro

LONDRES, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

British Airways (BA) y el sindicato Unite retomarán hoy las negociaciones sobre el conflicto de los tripulantes de cabina (TCP) bajo la mediación de la agencia gubernamental Acas, según informa en un comunicado, aunque ni la hora ni el lugar exacto han sido dados a conocer.

El consejero delegado de BA, Willie Walsh, recalca su "optimismo" y su intención de alcanzar una solución, aunque advierte de que la compañía "se está preparando para futuras protestas".

En caso de que se produjeran nuevos paros, el directivo confía en "poder operar el 100% de los vuelos de larga distancia", según indica en declaraciones a la agencia británica 'Press Association'.

Por otro lado, el responsable de la compañía asegura que el programa de entrenamiento de TCP voluntarios continúa activo y "marcha muy bien", lo que ayudaría a minimizar el impacto de las protestas.

Los TCP de la aerolínea rechazaron el pasado 20 de julio la última oferta de la dirección para poner fin al conflicto que ha causado varias huelgas en el último año por el desacuerdo generado en torno a los cambios salariales y de las condiciones de trabajo.

Un 67% de los afiliados al sindicato Unite --que representa al 90% de los 13.000 TCP-- votaron en contra de la propuesta, que incluía la garantía de aumentos de sueldo durante los próximos dos años por valor del 2,9% para 2011 y del 3% para 2012.

Walsh considera que esta "oferta final" contiene "la base para una resolución al conflicto", aunque para ello Unite exige la restitución de las ayudas para vuelos retiradas a los trabajadores que participaron en las protestas.

El sindicato considera que esta medida "infringe la legislación europea de derechos humanos", por lo que ha anunciado su intención de emprender acciones legales para solicitar su retirada.

"MALA GESTIÓN" DE LA DIRECCIÓN.

La aerolínea británica registró en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal --comprendido entre los meses de abril y junio-- unas pérdidas antes de impuestos de 164 millones de libras (198 millones de euros).

El secretario general de la junta de Unite, Derek Simpson, destaca el "contraste" existente entre estas cifras y los diez millones de libras (12 millones de euros) sobre los que "gira la disputa" de los TCP.

"Hay que preguntar a la dirección de BA sobre el rumbo que ha tomado su gestión y el sentido de que aún mantengan el conflicto con los tripulantes", recalca Simpson, quien acusa a la compañía de "haberlo hecho todo mal".

Los TCP han realizado 22 jornadas de paros no consecutivas en lo que va de año, causando a la compañía un impacto directo de 154 millones de libras (188 millones de euros), así como un significativo perjuicio en términos de satisfacción de los clientes.