12 de noviembre de 2019
9 de julio de 2008

Economía/Empresas.- Caja Madrid considera una "buena decisión" el proceso de fusión entre Vueling y Clickair

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, valoró hoy positivamente el proceso de fusión iniciado por las aerolíneas de bajo coste Vueling y Clickair, teniendo en cuenta que el sector está pasando por una "situación difícil" por el "altísimo" precio del combustible.

"A mi me parece que ha sido una buena decisión", recalcó Blesa, quien realizó estas declaraciones en el VIII Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid y Unión Editorial.

El presidente de Caja Madrid --principal accionista de Iberia, quien a su vez cuenta con un 20% de Clickair-- apuntó que las 'low cost' están basadas en "costes muy bajos y cuando aparece uno que no pueden controlar, como el precio del crudo, tienen que tomar alguna medida".

El presidente de Caja Madrid, que cuenta con una participación del del 23,4% en Iberia, consideró que el proceso de concentración y consolidación del sector aeronáutico va a "ir adelante" no sólo entre las empresas de bajo coste, sino también entre las aerolíneas tradicionales.

Precisamente Iberia estuvo inmersa en un proceso de venta a través del cual quería participar en dicho proceso de consolidación. No obstante, tras meses de negociaciones, entre otras con British Airways --segundo accionista de Iberia con el 13,15%--, finalmente Caja Madrid se hizo con una participación mayoritaria en la aerolínea presidida por Fernando Conte y el proceso se acabó aparcando.

Por contra, el inicio del proceso de fusión de Vueling y Clickair se anunció el pasado lunes tras unos pocos meses de negociaciones. La operación, que se realizará mediante un proceso fusión por absorción de Clickair por parte de Vueling, está ahora a la espera de contar con el visto bueno de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Asimismo, la operación está sujeta a que ninguna de las partes se vea obligada a la formulación de una OPA, por lo que está previsto que Iberia --que debería contar con una participación del 45% en la compañía resultante-- solicite una exención a la CNMV para no tener que hacerse con el control total de la 'nueva Vueling'.