22 de abril de 2019
  • Domingo, 21 de Abril
  • Sábado, 20 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 11 de marzo de 2010

    Economía/Empresas.-La CNC archiva una denuncia presentada por dos asociaciones de corredores contra entidades de crédito

    MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Consejo de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha archivado la denuncia presentada por la Asociación Gallega de Corredores y Corredurías de Seguros (Agacose) y la Asociación Catalana de Corredores de Seguros (ACCA) contra 32 entidades de crédito, según informó hoy la Asociación de la Mediación Aseguradora de Entidades Financieras (AMAEF).

    Las asociaciones de corredores denunciaron a estas entidades por supuestas conductas prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia, relativas a la subordinación de la celebración de contratos a la aceptación de prestaciones que no guardan relación con el objeto de tales contratos y a la imposición de condiciones comerciales no equitativas.

    La denuncia se fundamentaba en la existencia de una oferta de bonificaciones en los contratos de préstamos, especialmente hipotecarios, a los prestatarios si éstos suscribían seguros con empresas del mismo grupo o con la intermediación de mediadores de seguros integrados en dichas entidades de crédito.

    Por su parte, la CNC constató la existencia de bonificaciones en los préstamos por contratar seguros con empresas del grupo, pero no observó deslealtad competitiva por esta conducta ni posición dominante.

    El organismo tampoco apreció que hubiera "acuerdo entre las entidades financieras denunciadas", ya que las bonificaciones ni eran iguales ni se vinculaban con el mismo tipo de producto.

    Asimismo, la resolución discute que un seguro de Vida o de Hogar no guarde relación con un préstamo hipotecario, al considerar que la no suscripción de un producto no supone una negativa de concesión del préstamo, sino la pérdida de la bonificación, pudiendo contratar el producto con otra entidad.

    La CNC se apoyó en la doctrina establecida por la Comisión Europea (CE), que señala que estas prácticas comerciales pueden ser origen de importantes economías de alcance y de generación de eficiencias en la gestión del riesgo crediticio y asegurador, que se trasladan al consumidor a través de las distintas bonificaciones en los costes de los productos.