26 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Economía/Empresas.- Comienza la subasta del fabricante del Vodka Absolut, Vin & Spirit

LONDRES, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La esperada subasta del fabricante del vodka Absolut, la compañía sueca Vin & Spirit, dio el pistoletazo de salida hoy en la que puede convertirse en una de las más grande subastas corporativas de 2008, según destaca hoy el diario británico 'Financial Times'.

La firma Morgan Stanley, que ha sido contratada para asesorar al Gobierno sueco, enviará el memorando de información de la compañía a las empresas seleccionadas en las próximas semanas, según fuentes cercanas a la operación.

Los interesados deberán presentar ofertas de primera ronda hacia finales de enero, y previsiblemente, la subasta estará liderada por cuatro de los grupos de bebidas más grandes del mundo, Pernod Ricard, Bacardi, Fortune Brands y Diageo, que están a la espera de más información sobre la empresa para lanzar sus propuestas.

El Gobierno sueco vende Vin & Spirit como parte de un proceso de privatización de seis compañías estatales, valoradas en 31.000 millones de euros.

El grupo, que es uno de los diez fabricantes de bebidas alcohólicas más grandes del mundo, está valorado entre 5.000 y 7.000 millones de dólares (3.401 y 4.762 millones de euros). Además de Absolut, Vin & Spirit posee otras marcas propias de Vodka como FRIS, la ginebra Gin y el ron Cruzan.

La operación representa una de las últimas oportunidades de adquirir marcas de primera línea tras la venta de Allied Domecq en 2005 y la subasta por parte de Vivendi de Seagram spirits y su negocio de vinos en 2000.

UNA SUBASTA MUY CONCURRIDA

Pernod Ricard, que dos años atrás se hizo con Allied Domecq, el fabricante británico del whisky Ballantine's y la ginebra Beefeater, ha contratado los servicios de asesoría de JP Morgan por hacerse con el grupo sueco.

El grupo francés tiene como rival en la puja al grupo Bacardi, asesorado por NM Rothschold y que posee la marca de vodka Grey Goose, y podría adelantarse a Pernod para convertirse en la segunda compañía de bebidas alcohólicas del mundo por detrás de Diageo si adquiere finalmente al fabricante de Absolut.

Por su parte, Fortune Brands, asesorado por Credit Suisse, podría disfrutar de ventajas competitivas sobre sus rivales debido a que es el distribuidor estadounidense del popular vodka.

En cuanto a Diageo, que ya es dueña de la marca de vodka Smirnoff, ha mostrado su interés en la compañía sueca y ha contratado los servicios de UBS y Greenhill.

Otras de las partes interesadas en la compañía es EQT Partners, firma de capital riesgo propiedad de la poderosa familia sueca Wallenberg, asesorada para la puja por Lehman Brothers.