21 de noviembre de 2019
14 de marzo de 2008

Economía/Empresas.- La cuarta subasta de electricidad de último recurso coloca 7.000 MW entre seis distribuidoras

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La cuarta subasta CESUR (Compra de Energía para el Suministro de Último Recurso), destinada a la adquisición de energía eléctrica a plazo por parte de las distribuidoras de electricidad para el suministro a tarifa, se celebró ayer con éxito y sirvió para colocar 7.000 megavatios (MW) entre cinco distribuidoras españolas y un portuguesa, anunció el Ministerio de Industria en un comunicado.

En esta ocasión, participaron 26 agentes vendedores cualificados --generadores, comercializadores y agentes externos, así como sus representantes-- y se adquirieron 3.500 MW para el producto trimestral y otros 3.500 MW para el producto semestral.

La subasta de estos dos tipos de productos de carga base, trimestral y semestral, sopone una novedad, ya que en los procesos anteriores sólo se había vendido el producto trimestral.

De las seis distribuidoras que han comprado electricidad, Endesa e Iberdrola se hicieron con un 35% cada una, mientras que EDP adquirió un 12%, Unión Fenosa un 11%, Hidrocantábrico un 4% y Electra de Viesgo un 3%.

Tanto los vendedores como los distribuidores procederán en las próximas 72 horas a la firma de los contratos bilaterales, en cuanto la Comisión Nacional de la Energía (CNE) haya validado los resultados y confirmado que el proceso se ha desarrollado de forma competitiva, objetiva y no discriminatoria.

PRÓXIMA SUBASTA EN JUNIO.

La quinta subasta Cesur se realizará en junio, según el calendario de Industria. Hasta el momento, el procedimiento ha consistido en un 'reloj con precio descendente', en el que la asignación de la energía y la determinación del precio se instrumenta a través de un procedimiento en el que, partiendo de la cantidad de energía a suministrar para el conjunto de los distribuidores y de un precio de salida, se procede a una reducción progresiva del precio hasta llegar al equilibrio entre la oferta y la demanda.

El precio de cierre quedó fijado tras 16 rondas y se situó en 63,36 euros/MWh para el producto trimestral y en 63,73 euros/MWh para el producto semestral. En las subastas se asignan simultáneamente dos tipos de productos, que son el suministro de energía en carga base y en carga modulada.

Las subastas CESUR constituyen una de las tres modalidades de adquisición de energía para su venta a los consumidores a tarifa, junto a las adquisiciones diarias e intradiarias en tiempo real en el mercado gestionado por OMEL y las compras a plazo en el mercado organizado de OMIP.

Estas subastas suponen una herramienta clave para preparar la entrada en vigor de las tarifas de último recurso, ya que con ellas se implanta un mecanismo automático de determinación de las mismas. También son útiles para separar la comercialización de último recurso, que deja de ser una actividad regulada, de la actividad de distribución de energía.

Los objetivos de este tipo de subastas son promover la contratación bilateral, mejorar la formación de los precios y facilitar la confección de las tarifas reguladas.