25 de marzo de 2019
31 de octubre de 2010

La decisión sobre el concurso por los aviones cisterna de EEUU podría retrasarse

La carga de trabajo para España será "muy superior" al anterior concurso, por encima del 15%

SEVILLA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La solución a la disputa entre EADS y Boeing para hacerse con el contrato de 'tanqueros' (aviones cisterna) de la Fuerza Aérea estadounidense podría retrasarse y no resolverse antes de final de año, como se preveía, según el presidente de Airbus Military, Domingo Ureña, quien confía en las opciones del consorcio aeroespacial para hacerse con el concurso.

Ureña considera que no se dará una respuesta antes del 12 de noviembre, fecha inicialmente marcada. Por el momento, EADS Norteamérica --la filial del consorcio en EE.UU.-- continúa aportando la información adicional requerida por el Pentágono, que no se refiere a cuestiones técnicas de la aeronave, un "buen síntoma".

"Vamos a ganar seguro", ha afirmado el máximo responsable del consorcio en España en un encuentro con periodistas en la factoría de San Pablo, pese a reconocer que existe "algún handicap" frente a la oferta de Boeing, el fabricante natural para Estados Unidos. "No competimos contra una compañía frágil y sin capacidad, pero jugamos con las mismas cartas", ha insistido, para añadir que se trata de una "competición limpia y abierta".

Para Ureña, juegan a favor de la opción de EADS dos circunstancias: el hecho de haber recibido el pasado 5 de octubre la certificación militar del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial español (INTA) y la próxima entrega a finales de año de dos A330 MRTT a Australia, que demostrarán la capacidad de "adaptación a las exigencias de un Gobierno". Hasta ahora Airbus Military ha ganado los cuatro concursos a los que se ha presentado con el A330 MRTT.

Además, ha explicado que para poder hacerse con el contrato no sólo hay que tener el "mejor" producto, sino que hay que demostrarlo y "tener soporte político". Para ello, ha recordado que tanto Boeing como EADS están en contacto con grupos políticos y desarrollando una campaña promocional dentro de lo que la ley permite. "Nos estamos dejando la piel", zanjó.

El contrato en juego incluye un pedido de 179 aviones, que supondrían unos 39.000 millones de dólares (más de 28.000 millones de euros). El impacto de la producción en España, en el caso de hacerse con el concurso, se debe a que el "grueso de la conversión" de los A330 a sus capacidades militares tendría lugar en nuestro país.

"VALOR AÑADIDO PARA ESPAÑA".

En concreto, en España tendrá lugar el diseño del prototipo del primer avión y de lo que conlleva la certificación. En total, el programa contempla la creación de cuatro aviones modelo, de los que tres prototipos se fabricarían en Getafe (Madrid) y uno en EE.UU, mientras que las pruebas de vuelo y la cadena de montaje se ubicarán en Alabama.

Ureña subrayó que la carga de trabajo para España sería "muy superior" a la que se preveía la primera vez que EADS se presentó a este concurso, ocasión en la que se situaba entre el 12% y el 15%, cuando el consorcio se hizo con el contrato, que fue anulado tras recurrir Boeing la decisión.

"El valor añadido está en España", ha defendido Ureña, ya que la cadena de suministro y repostaje (conocida como 'boom'), el software y otros sistemas se realizarán en España.

Por otro lado, en relación con el proyecto de desarrollar el primer avión no tripulado de fabricación europea --que se ha bautizado como Talarion-- Ureña ha reconocido que todavía no se ha podido alcanzar un acuerdo, ya que las prioridades son "cambiantes". No obstante, ha asegurado que Cassidian (la división de defensa de EADS) ha puesto mucha energía en el proyecto y está trabajando a todos los niveles para que salga adelante.

Para leer más