25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    Economía/Empresas.- Los empleados de Air Comet piden "auxilio" a Blanco ante su "grave situación"

    MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Los empleados de la aerolínea del grupo Marsans Air Comet, representados en el Comité de Huelga de la compañía a través de los sindicatos Stavla, UGT, USO, CGT y Sepla, pidieron hoy "auxilio" al

    ministro de Fomento José Blanco a través de una carta en la que le informan de la "grave situación" que atraviesan desde hace "varios meses".

    Según informó hoy el Sepla, los empleados de los diferentes colectivos laborales de Air Comet solicitan en la epístola la mediación de Fomento para evitar que, en unas fechas tan señaladas, suceda lo mismo que ocurrió en las navidades de 2006 con el cierre de la compañía Air Madrid.

    "Este sindicato confía en que el Ministerio de Fomento haga todo aquello que esté en su mano para evitar que otras 650 familias pasen a engrosar el drama del paro en nuestro país y solicita nuevamente al presidente de la CEOE y máximo responsable de Air Comet, Gerardo Díaz Ferrán, que adopte todas aquellas soluciones necesarias para garantizar la viabilidad de la empresa así como la normalización de las relaciones entre la aerolínea y sus trabajadores", destacó el Sepla.

    Por último, Sepla-Air Comet recuerda que si el 20 de diciembre se hace efectivo el pago de las nóminas atrasadas de octubre y noviembre a la totalidad de los colectivos laborales, el comité de huelga se plantearía una segunda desconvocatoria hasta el 31 de diciembre, fecha en la cual deberían abonarse sin dilación el resto de las nóminas pendientes a los empleados.

    El impago de la compañía, propiedad de los empresarios Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, alcanza hasta cuatro y cinco nóminas para la mayoría de la plantilla, y en algunos casos el retraso alcanza hasta los seis meses.

    Además, Air Comet adeuda cerca de 16 millones de euros a la Seguridad Social, por lo que sus propietarios barajan acogerse a la línea ICO abierta por el Gobierno para respaldar al sector aéreo, y con la que prevén ingresar 20 millones de euros.

    La aerolínea presidida por Díaz Ferrán negocia desde hace unas semanas su venta al empresario Arnold Leonora, propietario del grupo holandés Air Transport, sin que por el momento hayan alcanzado un acuerdo definitivo.