26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 2 de febrero de 2009

    Economía/Empresas.- Empresarios extremeños amenazan con encierros en oficinas bancarias si no les conceden créditos

    CASTUERA (BADAJOZ), 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Los pequeños empresarios de la comarca extremeña de La Serena aseguran que están "abocados a la ruina" desde que las entidades bancarias decidieran cerrarles "el grifo de la financiación", y por ello adelantan que si en un plazo de 10 días (a contar desde el pasado viernes) continúan negándoles los créditos que necesitan para seguir con su actividad, entonces protagonizarán encierros en las sucursales bancarias, en protesta por la actitud de los banqueros y como medida de presión para conseguir reactivar la economía de la zona.

    Así lo expuso hoy a Europa Press Televisión en la localidad pacense de Castuera, Diego del Pozo, presidente de la Asociación de Empresarios de esta comarca, que engloba a más de 200 industriales, y quien subrayó que la crisis está dejando "en la cuneta a muchas empresas" de la zona que se han visto obligadas a cerrar, por lo que alerta del "drama" que están viviendo muchas familias en la comarca debido "a la reducción de plantillas" de numerosos negocios del mismo entorno.

    Tras apuntar que el pasado viernes remitieron una carta a los bancos en la que les dan 10 días de plazo para alcanzar un "convenio" ante la situación antes de presionar con los encierros, Del Pozo expuso que es necesario "presionar" a las entidades financieras para que éstas hagan llegar "la fluidez del dinero" inyectado por el Gobierno pronto "a las empresas" ya que aseveró que en la actualidad pese a tener garantías se niegan a concederles hipotecas y prestamos y les "han cerrado las líneas de crédito y descuentos" de un día para otro.

    Por esta situación, el empresario se encuentra "impotente y abocado a la ruina inminente", por lo que pidió a los banqueros que "tomen medidas" que faciliten la continuidad de la actividad empresarial, ya que a su parecer, en zonas rurales como esta comarca extremeña la situación es "más grave" por "haber sido zonas más deprimidas y aisladas" durante más tiempo que otras regiones.

    "Especialmente cruda" es la situación que atraviesan "empresas de granito" de la población pacense de Quintana de la Serena, aunque las dificultades atañen a "todos los sectores" y "más severamente" a las explotaciones ganaderas de la zona, precisó.

    El malestar es patente entre los pequeños empresarios de esta asociación, tal y como lo manifestó José Sánchez, propietario de AJE Carpintería, que en los últimos meses se ha visto obligado a reducir la plantilla la plantilla de 22 trabajadores a la mitad. "Los bancos están dejando a las familias en la calle, por no conceder préstamos ni línea de créditos", se quejó.

    También Felipe Cancho, distribuidor de suministros para hostelería, que cuenta con siete empleados, censuró la actitud de los bancos pues asegura que "el cierre de la financiación ha sido absoluto", y apuntó que ha diseñado una estrategia para evitar echar a la calle a sus empleados, la cual consiste "en trabajar el doble para distribuir lo mismo", lamentó.

    "ABOCADOS A LA RUINA"

    Otra de las afectadas, Esperanza Pino, que vende materiales de construcción, describió que la situación que están viviendo es "como el efecto dominó" ya que si ellos no hacen frente a pagos y no pueden pagar las nóminas serán más las empresas que sufrirán las consecuencias.

    Otro de los integrantes de la asociación es el ganadero J. Sánchez, que tiene una explotación familiar en la que cría cerdos y ovejas, quien explicó que está "triplicando las horas de trabajo", ya que no puede pagar jornales, dado el descenso de los precios en este sector. "Esto es desesperante", concluyó.

    De otra parte, Juan Barrero, que trabaja en fontanería y tiene tres empleados solicitó a los bancos "que estudien cada caso por separado" porque "son muchos los esfuerzos" que están realizando para mantener la actividad de sus negocios, pero sin créditos "no se puede continuar", observó.

    Del mismo modo, Tiburcio Carrasco, mecánico que adelantó que en su caso, este mes podrá pagar la nómina a sus empleados, pero de continuar sin liquidez reconoció que no sabe que pasará con la próxima mensualidad que tenga que abonarles.

    De momento, más asociaciones de empresarios de la provincia de Cáceres y de Badajoz han mostrado su solidaridad con los empresarios de La Serena, así como las Cámaras de Comercio de Badajoz y Cáceres.