30 de marzo de 2020
29 de septiembre de 2008

Economía/Empresas.- Endesa estrena su terminal del puerto exterior de Ferrol con un buque carbonero con 65.000 toneladas

FERROL, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Endesa recibió hoy en el puerto exterior de Ferrol el primer buque carbonero que llega a su nueva terminal, con una carga de 65.000 toneladas de hulla subituminosa, con el que probará uno de los dos descargadores con los que cuenta la empresa y se comenzará a preparar al personal de la compañía.

La carga que transporta el buque 'Peoria' procede de Estados Unidos y está destinada a la unidad de producción térmica de As Pontes, modernizada para su adaptación a carbón de importación que permite mejorar su eficiencia ambiental y prolongar su funcionamiento.

El 'Peoria' es una nave de tipo 'panamax', con 225 metros de eslora y 37'27 de manga. Construido en Japón, entró en servicio en 1996, con bandera de Antigua. Su casco alberga siete bodegas.

Una parte de la hulla subituminosa que transporta, procedente del puerto de Saint James en Nueva Orleáns, será depositada en el puerto exterior para iniciar las pruebas de la nueva terminal. La instalación está compuesta de dos pórticos, con una longitud de 104 metros, una altura de 61 metros, y un peso unitario de 1.600 toneladas. La instalación puede llegar a descargar en total hasta 5.400 toneladas la hora.

Parte del cargamento se desestibará en el muelle interior de Ferrol, en el que Endesa continúa con su actividad. Está sin concluir la nueva carretera de acceso al puerto de Caneliñas, de 15 kilómetros de longitud, que permita desarrollar con normalidad el transporte de la mercancía. En este mes de septiembre, se abrieron los cinco últimos kilómetros que conectan con la rada exterior. Está anunciado que en octubre, se concluya el último tramo y que antes de finales de año, se abra el vial en su conjunto.

BUQUES CON MAS CAPACIDAD

Cuando supere la fase de pruebas y pueda entrar en operación comercial, la terminal portuaria estará en condiciones de recibir buques tipo 'cape', de 160.000 toneladas de cargo, superiores a las naves 'panamax', limitadas a 65.000 toneladas, y que se reciben en la actualidad en el muelle interior. El tráfico anual previsto rondará los cinco millones de toneladas de carbón, que se transportarán a As Pontes por carretera.

Endesa tiene en Caneliñas una línea de atraque de 300 metros y una superficie cercana a los 110.000 metros cuadrados. Además de los dos descargadores, cuenta con una apiladora de 4.400 toneladas y un parque de almacenamiento con capacidad para 300.000 toneladas de mineral. Para situaciones excepcionales, puede habilitar otra superficie para acumular 30.000 toneladas adicionales.

El muelle exterior de Endesa tuvo un coste de 45 millones de euros y forma parte del proyecto de transformación de la central térmica de As Pontes, en la que se han invertido otros 230 millones para adaptar la unidad de producción a un nuevo combustible, la hulla importada de Indonesia, con la que se prolonga la vida de la instalación y se reduce la contaminación.

Con respecto a 1990, año de referencia para la aplicación del Protocolo de Kyoto, la central térmica de As Pontes ha reducido sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 17,6 por ciento, mientras que las de dióxido de azufre bajaron en un 62,5 por ciento.