26 de noviembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Economía/Empresas.- FCC instala la primera marquesina del contrato de mobiliario urbano que ganó en Nueva York

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cemusa, filial de mobiliario urbano de FCC, inaugurará el próximo miércoles, día 13, la primera marquesina que ha instalado en Nueva York dentro del contrato que el Ayuntamiento de esta ciudad estadounidense le adjudicó hace unos meses para instalar y gestionar elementos de mobiliario urbano durante 20 años por un importe global de 1.600 millones de euros para el conjunto del periodo.

Al acto asistirá el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y el presidente de Cemusa, Carlos Barón, informaron hoy en fuentes del grupo de construcción y servicios controlado por Esther Koplowitz.

El contrato de FCC en Nueva York, firmado el pasado mes de mayo, incluye la instalación y explotación publicitaria del mobiliario urbano de la ciudad, y está considerado el mayor licitado en el mundo en esta materia.

La marquesina que se inaugurará el miércoles es la primera de las 3.300 nuevas para parada de autobús que FCC colocará, si bien la empresa ya gestiona y explota desde el pasado mes de junio los espacios de publicidad del mobiliario ya existente.

A las nuevas marquesinas que prevé colocar el grupo se pueden sumar otras 200 adicionales para la ampliación de rutas. También instalará 330 nuevos quioscos de prensa y hasta 20 aseos públicos automáticos.

Además, la oferta con que FCC se adjudicó este contrato contemplaba la posibilidad de extender la gama de elementos con un mismo diseño a papeleras, puntos de información de Internet y dispensadores de periódicos.

Cemusa deberá abonar al Ayuntamiento de esta ciudad 800 millones de euros por el derecho de explotación publicitaria de estos elementos urbanos durante los 20 años que comprende el contrato.

Además, el grupo que preside Marcelino Oreja prevé crear unos 100 puestos de trabajo en la ciudad de Nueva York con este contrato y se ha comprometido a utilizar empresas locales para la fabricación e instalación de los distintos elementos objetos del concurso.

El nuevo mobiliario urbano se ha diseñado por la firma de arquitectura Nicholas Grimshaw & Associates, en colaboración con otros diseñadores, y será exclusivo y distintivo para Nueva York.