31 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- FedEx gana un 3% más en el segundo trimestre y rebajará un 20% el sueldo de su consejero delegado

MEMPHIS (ESTADOS UNIDOS), 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo estadounidense de mensajería y logística FedEx obtuvo un beneficio neto de 493 millones de dólares (337 millones de euros) en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, lo que supone un 3% más que en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía, que anunció un recorte del 20% en el salario base de su consejero delegado a partir del 1 de enero.

La facturación de la compañía de Memphis alcanzó los 9.538 millones de dólares (6.527 millones de euros), apenas un 1% más que en el segundo trimestre de su anterior ejercicio.

De este modo, FedEx ganó 877 millones de dólares (600 millones de euros) en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal, un 10% menos que el año anterior, mientras que su facturación creció un 5%, hasta 19.508 millones de dólares (13.349 millones de euros).

"Nuestros resultados financieros se están viendo desafiados por algunas de las peores condiciones económicas a las que la compañía se ha enfrentado en sus 35 años de historia", dijo el presidente y consejero delegado de la empresa, Frederick W. Smith.

De cara al cierre de su ejercicio fiscal 2009, FedEx confirmó su expectativa de beneficio por acción en un rango de entre 3,50 y 4,75 dólares (2,39 y 3,24 euros), asumiendo la debilidad de las condiciones macroeconómicas globales, los beneficios vinculados a la salida de DHL del mercado estadounidense y la estabilidad de precios del petróleo.

REBAJA DE SUELDO PARA DIRECTIVOS.

Por otro lado, FedEx informó de que a partir del 1 de enero de 2009 pondrá en práctica una batería de nuevas medidas para reducir los costes de la empresa, entre las que se incluye un recorte del 20% en el salario base de su consejero delegado, mientras que otros ejecutivos senior de la compañía verán recortado su salario entre un 7,5% y un 10%.

Por otro lado, FedEx suspenderá a partir del 1 de febrero y durante al menos un año sus aportaciones al programa para empleados 401(k).

Con estas medidas, la empresa pretende ahorrar unos 200 millones de dólares adicionales a los 1.000 millones de dólares que planea recortar mediante las acciones ya anunciadas como la congelación de nuevas contrataciones y la eliminación de retribuciones variables.