21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 20 de junio de 2008

    Economía/Empresas.-La fusión con Clickair es "cuestión de días" e Iberia no tendrá la mayoría en el consejo, según Piqué

    BARCELONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La fusión entre Vueling y Clickair es "cuestión de días", anunció hoy el presidente de Vueling, Josep Piqué, horas antes de celebrar la junta general ordinaria de accionistas en El Prat de Llobregat (Barcelona).

    Piqué avanzó que la aerolínea resultante de la fusión podría entrar en números negros en 2009 y aseguró que "la nueva Vueling" tendrá su propia estrategia, sede en Barcelona y un socio industrial y de referencia (Iberia) que no tendrá la mayoría en el consejo de administración, puesto que se tratará de salvaguardar la independencia y los intereses de todos los accionistas y pasajeros.

    Iberia, accionista de referencia de Clickair, tendrá un porcentaje "muy significativo" de la compañía fusionada --Fernando Conte anunció que podría ser hasta de un 40%--, mientras que el primer accionista de Vueling --Inversiones Hemisferio, de la familia Lara-- tendrá una participación de un 14%, según Piqué.

    Para el presidente de Vueling garantizar la independencia es una de las claves para que Competencia y la CNMV den luz verde a la operación de "fusión entre iguales". Según Piqué, la nueva compañía seguirá en bolsa, por lo que su transparencia estará garantizada.

    Piqué no quiso avanzar muchos detalles de la fusión y del plan industrial de la aerolínea resultante, a la espera de que se cierren los últimos flecos entre accionistas. No obstante, confirmó que todo apunta a que la marca que sobrevivirá será Vueling, y lanzó un mensaje de tranquilidad a la plantilla de la aerolínea que él preside. "No se derivarán grandes cambios", aseveró.

    REDIMENSIÓN A LA BAJA.

    Tras la fusión se aplicará un nuevo plan estratégico que no difiere del que ahora ya aplica Vueling. Las directrices del equipo directivo pasan por trabar un plan de contención de costes, incrementar los ingresos, concentrarse en las rutas más rentables y ampliar las frecuencias.

    En los últimos siete meses, Vueling ha eliminado 13 rutas por su falta de rentabilidad y, de momento, Piqué prefirió no avanzar qué duplicidades sobre el mapa de vuelos generará la fusión con Clickair a la espera de que se firme el acuerdo. Tampoco dio detalles de cómo afectaría la operación a las bases que tiene la aerolínea catalana, como la de París. "Es prematuro", apostilló.

    La reorganización de la compañía a la baja es uno de los requisitos para volver a los beneficios en 2009, pero no el único, puesto que Piqué enmarcó esta previsión con la evolución del contexto internacional y de la escalada del precio del crudo. "Son cifras que nos preocupan, porque incluso hay quien dice que podría llegar a los 200 dólares".

    Preguntado por el impacto del AVE, el presidente de Vueling aseguró que en su caso se han visto "poco afectados" por la puesta en marcha del tren de alta velocidad entre Madrid y Barcelona, aunque constató que en el caso de Iberia ha tenido más repercusión. "Incluso podríamos incrementar nuestro número de rutas a Madrid", avanzó.

    Piqué aterrizó en Vueling en noviembre de 2007 de la mano del primer socio de Vueling, José Manuel Lara. Tras los cambios vividos en el consejo de administración --con la marcha de Barbara Cassani y la salida del consejo de Carlos Muñoz-- Piqué aseguró que ahora en la compañía reina un "clima de paz societaria".