6 de abril de 2020
11 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- El Gobierno argentino estudia renovar la flota de Aerolíneas Argentinas y Austral

BUENOS AIRES, 11 Dic. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, aseguró hoy que el Gobierno argentino ya analiza la renovación de la flota de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral, coincidiendo con la posible aprobación la próxima semana en el Senado argentino de la Ley de expropiación de ambas aerolíneas, controladas por Marsans.

En declaraciones a una radio local, el funcionario dijo que "a partir de la aprobación de la Ley en el Senado el próximo miércoles, que ojalá sea así, se procederá a la promulgación por parte del Poder Ejecutivo y entonces el Estado se hará cargo definitivamente de las dos empresas".

Jaime aseguró que el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández prevé "una fuerte inversión para recuperar el material que no estaba operativo". "Trabajamos codo a codo con todos los gremios para hacer cada vez más eficiente el servicio", afirmó.

El funcionario sostuvo que "evidentemente hay que hacer una renovación importante de la flota, porque una flota de más de 20 años se tiene que ir renovando" y agregó que "el Gobierno ya inició gestiones con la brasileña Embraer, con Boeing y con Airbus para iniciar este proceso con equipos nuevos y devolver tanto a Aerolíneas como a Austral, una capacidad operativa que la gente está demandando".

El pasado último el pleno de las comisiones de la Cámara de Senadores dio un dictamen favorable para el tratamiento del proyecto de Ley expropiación, que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados por amplia mayoría y que llegará sometido a votación en el Senado el próximo miércoles.

El presidente de Marsans, Gonzalo Pascual, afirmó el martes en Madrid que bajo su gestión siempre se ha "apoyado y ayudado a que Argentina tuviera un transporte aéreo que de otra manera hubiera sido ilusorio haberlo conseguirlo" y confió en cerrar el asunto "de la manera menos traumática y más amigable para todos".

"Yo espero que de una forma u otra, y a pesar de los pasos que en apariencia no son positivos, se pueda alcanzar un acuerdo amistoso, que es lo que siempre he anhelado, pero en ocasiones no depende de ti sino de la otra parte", concluyó el empresario.